Tecnología

La sonda Parker ya está camino del Sol

Escrito por Marcos Merino

El lanzamiento, realizado esta mañana tras dos aplazamientos, permitirá que la sonda (bautizada así en nombre del científico que teorizó los vientos solares y que aún vive) llegue a la corona solar este mes de noviembre. Su escudo térmico le permitirá funcionar a temperaturas de 1.400 grados.

Hace unas horas (concretamente a las 8:31 AM) ha sido puesta en órbita, desde la base de lanzamientos de la NASA en Cabo Cañaveral, la sonda solar Parker, el primer artefacto humano que transitará por la corona solar (la capa más externa del Sol, la única que permanece visible durante los eclipses solares). Tras el éxito del lanzamiento, que ya se había pospuesto en dos ocasiones (la última ayer sábado) su misión será ayudar a esclarecer los múltiples misterios que esconde nuestro astro rey. Uno de esos misterios a resolver será, por ejemplo, la cuestión de cómo es posible que la atmósfera solar alcance el millón de grados centígrados mientras que la superficie de la estrella permanece en torno a los 6.000 grados.

La NASA rebautiza una sonda en honor a un científico aún vivo

Pero, para muchos lectores, quizá el mayor misterio será cómo han conseguido los científicos que la sonda Parker sea capaz de resistir un calor 500 veces mayor del que experimentamos en la Tierra y, aún así, pueda realizar observaciones “in situ” y transmitirnos los datos de las mismas. La clave reside en un escudo térmico que soportará temperaturas de 1.400 grados centígrados y pese a ello mantendrá los instrumentos del interior de la aeronave a temperatura ambiente (30 grados centígrados). La pequeña sonda (65 kilos y 3 metros de altura), se acercará hasta una distancia de 6 millones de kilómetros del Sol.

Otro de los hitos que se apuntará Parker será el de convertirse en el vehículo más veloz jamás construido por el hombre, alcanzando una velocidad de 700.000 kilómetros hora, una velocidad equivalente a cubrir la distancia entre Nueva York y Tokio en un minuto, y que le permitirá alcanzar el Sol en noviembre. Tras eso, Parker orbitará 24 veces alrededor del Sol y se irá acercando progresivamente al mismo con la ayuda de la gravedad venusiana. Cuando en 2025 alcance su punto más cercano al sol, será capaz de reunir la información más valiosa para nuestros científicos.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.