Tecnología

La solución de Microsoft para que tu Raspberry Pi no se caliente

raspberry pi calentamiento
Escrito por Jakub Motyka

Microsoft ha publicado un tutorial en el que explica cómo evitar los problemas de sobrecalentamiento en la Raspberry Pi. Mira cómo evitar que se caliente.

Podemos afirmar sin temor a equivocarnos que la Raspberry Pi 3 es una de las placas en forma de mini-PC más populares del mundo. Es un producto que permite crear proyectos que van más allá de los límites de nuestra imaginación, y el reducido tamaño de esta placa no implica en absoluto que le falte potencia incluso para las tareas más exigentes. Pero esa potencia tiene un precio: el sobrecalentamiento.

Los problemas de sobrecalentamiento en la Raspberry Pi 3 son una realidad. Pueden aparecer incluso en reposo, pero lo más habitual es que hagan acto de presencia cuando se está exprimiendo al máximo su potencia. Ofer Dekel (un empleado de Microsoft) se ha dado cuenta de ello a la hora de utilizar la Raspberry Pi 3 para tareas de inteligencia artificial, y tras haber conseguido solucionarlo nos trae un completo manual acerca de cómo cualquiera de nosotros también puede evitar que la Raspberry se caliente en exceso en el uso más exigente.

En una entrada publicada en el GitHub de MicrosoftDekel explica el procedimiento que desde su equipo en Microsoft han seguido para conseguir mantener a raya la temperatura de la Raspberry Pi 3 en las tareas más exigentes. Tras medir las temperaturas de la placa con una pistola de calor, a Dekel le quedó claro que la mayor fuente del sobrecalentamiento en las tareas exigentes procedía directamente del procesador. Y, armado con algunas piezas, decidió construir su propio sistema de refrigeración para esta placa.

Para refrigerar la Raspberry Pi 3Dekel utilizó dos accesorios de Adafruit (una marca muy conocida en todo lo relacionado con los accesorios para Raspberry) y una base para la placa que cualquiera se puede imprimir en 3D descargándose el documento que Dekel ha publicado. Esos dos accesorios que se deben adquirir por separado son un disipador de calor(puedes comprar este otro modelo por menos de cinco eurosy un ventilador (tienes uno similar disponible aquí); con eso, y con algo de maña, la placa ya no debería volver a sobrecalentarse nunca más.

Hazte con tu Raspberry Pi 3 al mejor precio en Amazon

Tal y como se explica al final de todo este procedimiento, la diferencia de la temperatura tras instalar este sistema de ventilación puede llegar a ser incluso de hasta 40º C. En las tareas más exigentes, esas en las que el procesador alcanzaba normalmente una temperatura de hasta 85ºC, el proyecto de Dekel consiguió que la temperatura descendiera incluso por debajo de los 45ºC.

Sobre el autor de este artículo

Jakub Motyka

Jakub es un redactor especializado en tecnología.