Tecnología

La ruptura con Mozilla daña a Google y proporciona nuevos usuarios a Yahoo

goohoo
Escrito por Marcos Merino

Los datos de StatCounter sobre el tráfico web en EEUU durante diciembre muestran la mayor caída en la cuota de mercado de Google desde el año 2009

El pasado mes de noviembre, Yahoo y la Fundación Mozilla firmaban un acuerdo para que las nuevas versiones del navegador Mozilla Firefox (empezando por el Firefox 34) incluyeran como buscador predeterminado al primero, en detrimento del líder del sector (Google).

El servicio StatCounter Global Stats lleva realizando un seguimiento de las estadísticas globales de búsquedas online desde julio de 2008 basándose en datos de más de 15 millones de páginas vistas al mes en más de tres millones de sitios web. Y ha sido precisamente StatCounter quien ha desvelado que los datos sobre el tráfico web en EEUU durante diciembre muestran la mayor caída en la cuota de mercado de Google desde el año 2009: su cuota en búsquedas de escritorio se redujo del 77,3% en noviembre al 75,2%. Paralelamente Yahoo crecía del 8,6% al 10,4%, lo que le sitúa en sus mejores datos en el último lustro. Mientras tanto Bing, el buscador de Microsoft, permanecía en torno al 12%.

“La jugada de Mozilla ha tenido un impacto perceptible en las búsquedas realizadas en en los Estados Unidos (…) el cambio que supone no es enorme, pero sí es históricamente significativo“, afirmaba Aodhan Cullen, CEO de StatCounter. “La pregunta ahora es si los usuarios de Firefox volverán de nuevo a Google”. Cabe señalar que los usuarios del navegador de Mozilla representaban poco más del 12% de los internautas estadounidenses en diciembre, según StatCounter.

El pasado jueves (el mismo día en que se publicaron estos datos), las acciones de Yahoo cerraron con una subida del 3,4%, hasta los 50,23 dólares.

us-search-share-dec

Las causas del divorcio Google / Mozilla

Pero… ¿por qué Mozilla hizo ese movimiento, en primer lugar? Gracias a su asociación con Google, la Fundación ha estado ingresando cierta cantidad de dinero regularmente (concretamente, unos 300 millones de dólares anuales durante los últimos 3 años), y además se proporcionaba una mejor experiencia de búsqueda a sus usuarios de la que podían proporcionar los competidores del buscador de Mountain View. Ése ha sido sin duda el razonamiento que ha movido las decisiones de Mozilla en estos últimos 10 años.

Pero las cosas están cambiando: recientemente se sabía que la CEO de Yahoo, Marissa Meyer, apostaba por reactivar la apuesta de su compañía por el negocio de las búsquedas y publicidad online, apostando por su propio motor y dejando de lado su alianza con Microsoft, lo que señalaba a Yahoo como alternativa viable a Google en el corto-medio plazo.

Paralelamente, Google había demostrado en los últimos tiempos querer ser alternativa… a todo su ecosistema circundante, empezando por los navegadores: no podemos olvidar que Google lleva tiempo impulsando decididamente su navegador Google Chrome, y que llegará un momento en que dejará de considerar rentable compartir ingresos con los competidores del mismo. Por contra, las ambiciones de Yahoo no representan ninguna amenaza para los navegadores que le aportan sus usuarios. Se podría decir que Chris Barba, CEO de Mozilla, no ha hecho otra cosa que garantizar la supervivencia de su navegador adelantándose a los acontecimientos.

Imagen | Elliott Brown

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.