Tecnología

La robótica colaborativa, solución para la inspección aeronáutica

Escrito por Marcos Merino

Un centro tecnológico vasco , al frente de un proyecto que busca mejorar la inspección de los alerones de avión mediante técnicas de ultrasonidos.

La introducción de materiales compuestos en la industria aeronáutica con el objetivo de fabricar aeronaves más ligeras, menos contaminantes y más eficientes en términos energéticos, conlleva la puesta en marcha de sofisticadas técnicas de inspección de materiales o piezas para detectar sus fallos mediante inspección no destructiva. Además, en la actualidad, los rigurosos requisitos de calidad de la industria aeronáutica implican la inspección del 100% de las piezas que se fabrican.

CRO-INSPECT es el nombre del proyecto de investigación europeo (que arrancó en septiembre de 2016 y finalizará en agosto de 2019) cuya misión es optimizar estos procesos mejorando la inspección de los alerones del avión, incorporando tecnología robótica y técnicas avanzadas de ultrasonidos mediante ondas guiadas, que permiten detectar defectos en áreas del componente que son difíciles de ver y acceder.

Además del centro tecnológico vasco IK4-TEKNIKER, que lidera el proyecto, el consorcio responsable de la ejecución del proyecto está integrado por IK4-LORTEK y la empresa TECNATOM, especializada en servicios de inspección e integridad estructural de componentes. Con unos resultados esperados de hasta un 40% en la reducción de los ciclos de verificación, los participantes en el proyecto cuentan con una financiación de 350.000 euros procedente de la Unión Europea.

Este proyecto propone la creación de un entorno híbrido de trabajo en el que personas y robots trabajen en colaboración en las tareas de inspección, aplicando avanzadas técnicas de inspección por ultrasonido mediante ondas guiadas. Los objetivos principales del proyecto son el desarrollo de distintos componentes tecnológicos para el control de la plataforma robótica, la seguridad y la inspección.

La tecnología para trabajar de forma colaborativa que se aplicará en CRO-INSPECT está destinada a aumentar la flexibilidad: por un lado, el robot podrá operar de manera totalmente autónoma, una funcionalidad que permitirá aumentar la fiabilidad y los ciclos de inspección; por otro, la solución permitirá que el técnico realice de forma más efectiva las operaciones más complejas utilizando el robot como herramienta de apoyo.

Vía | Agencia SINC

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.