Tecnología

La razón científica por la que los trolls insultan de forma anónima

troll-razon-insultos
Escrito por Ana Muñoz

¿Quieres saber cuál es la razón científica por la que los trolls de Internet insultan de forma anónima a cualquier individuo que se les cruce en su camino? Te lo contamos.

Según la definición de Fundeu, un troll es un término coloquial para denominar a un “alborotador o polemista que participa en foros cibernéticos”. De hecho, esa es la razón por la que a nadie le gustan este tipo de figuras de la Red.

Y es que no hay nada más molesto que estar hablando en una comunidad sobre un tema y que, de repente, un individuo pregunte cómo se cocinan las patatas fritas o, simplemente, comience a insultar a cualquier usuario.

En muchas ocasiones os hemos hablado que lo mejor en estos casos es hacer caso a la siguiente máxima: Don’t feed the troll (No alimentes al troll, en español). Con esto nos referimos a que, lo mejor para que nos dejen en paz es no hacerles caso.

Pero, ¿por qué los trolls son así? ¿Cuál es el motivo por el que les gusta insultar, molestar y hacer que todo el mundo se ponga de los nervios?

Al parecer todo tiene una razón científica. Y es que, tal y como ha revelado un estudio estadounidense realizado a más de 1.200 personas, los trolls tienen una personalidad que se denomina la Tétrada Oscura, que se caracteriza por tener cuatro rasgos un tanto peculiares: maquiavelismo (disposición a manipular y engañar otros), el narcisismo (el egoísmo y la obsesión), la psicopatía (falta de remordimiento y empatía), y el sadismo (el placer en el sufrimiento de los demás).

Pero, ¿Cómo llegaron a esta conclusión? Al parecer, todas las personas que reunían estas cuatro características de personalidad tenían una actividad favorita: trollear a otros internautas.

“La relación entre el sadismo y el GAIT (Estudio Gloal del Troll de Internet, en español) establece que hay una fuerte conexión entre los trolls y el típico sádico“, explican los autores del estudio.

Trolls en Internet: qué son, dónde actúan y cuándo se convierten en delincuentes

Así, los expertos concluyeron que estas personalidades sienten alegría ante la angustia de los demás. “Los sádicos quieren divertirse, e Internet es su patio de recreo. Trollear es una actividad fácil, económica y que ofrece al individuo una gran sensación de poder con el mínimo esfuerzo“, explican.

Y es que, en la vida real, molestar a tantas personas a la vez no es tan sencillo. Por poner un ejemplo, tú puedes hacer un comentario político, y se molestarán los de derechas, izquierdas o centro, pero rara vez se enfadarán todos a la vez.

Así, la razón científica por la que los trolls insultan a otras personas online es la sensación de dominación que les produce. “Disfrutan con el sufrimiento de los demás porque sienten que tienen cierto poder frente a otros”, detallan.

Así que la próxima vez que te encuentres con un troll por la Red lo mejor obviar sus comentarios, ya que la indiferencia será tu mejor baza.

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.