Tecnología

La radiación del iPhone 7 es la más alta pero cumple los límites legales

funciones-hey-siri
Escrito por Lara Olmo

Un informe reciente revelaba que el iPhone 7 emite una radiación bastante superior a la de otros smartphones de su categoría. Ante la alarma suscitada, Apple ha tenido que reconocerlo oficialmente aunque con matices.

No hace falta ser hipocondríaco para dejarse llevar fácilmente por la histeria colectiva que se genera en torno a ciertos dispositivos tecnológicos y sus teóricos efectos negativos sobre nuestra salud. Basta que salga una información acerca de baterías que se calientan de más o la radiación WiFi para que la alarma corra como la pólvora.

El caso más reciente lo ha protagonizado el iPhone 7, y es que según una publicación alemana que ha medido el índice SAR de varios móviles de gama alta, el terminal de la manzana mordida emitía una radiación muy superior a la de sus competidores, llegando por ejemplo a triplicar la del Galaxy S7.

Se conoce comúnmente como SAR a la tasa de absorción específica, una medida para calcular la potencia con la que un tejido vivo absorbe un campo electromagnético de radiofrecuencia. En otras palabras, el nivel de radiación que “succiona” nuestra piel cuando tenemos cerca nuestro móvil.

El índice SAR de los dispositivos móviles es facilitado por los fabricantes y no pude nunca superar los límites marcados por la legislación vigente. Estos son de 1,6 vatios por kilogramo para los países con un promedio máximo superior a 1 gramo de tejido y de 2 vatios por kilogramo para los países con un promedio máximo superior a 10 gramos de tejido.

iphone7-supera-la-media-de-radiacion-pero-cumple-los-limites-legales

Ante la alarma suscita por el elevado coeficiente SAR del iPhone, Apple ha tenido que recordar (puesto que esta información está púbica en su web) que todos sus terminales móviles cumplen los límites aplicables de exposición a radiofrecuencias (RF).

El iPhone 7 se mueve en estos coeficientes de SAR, dependiendo del modelo:

  • Límite SAR de 1,6 W/kg (más de 1 g) : Cabeza: 1,19 /  Cuerpo: 1,20
  • Límite SAR de 2,0 W/kg (más de 10 g): Cabeza: 1,37 / Cuerpo: 1,39

Por tanto sí, el iPhone emite un SAR significativamente alto pero está dentro de los límite exigidos para que no ponga en riesgo nuestra salud. De todos modos los de Cupertino recomiendan, en lugar de pegar el teléfono a la oreja cuando hablemos, hacerlo con el manos libres, los auriculares o en modo altavoz.

También aconsejan transportarlo “a una distancia mínima de 5 mm del cuerpo para garantizar un nivel de exposición que no supere los niveles probados”. Más vale prevenir que curar.

Recurso | Statista 

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.