Tecnología

La principal ciberamenaza de este año 2018: los criptojackers

Escrito por Redacción TICbeat

Así lo demuestra el estudio realizado sobre las tendencias de ataques cibernéticos que realiza Check Point Software Technologies Ltd. periódicamente, en el que las amenazas contra las criptomonedas se sitúan en primer lugar en el 2018.

El proveedor en ciberseguridad Check Point Software Technologies Ltd. ha presentado su estudio sobre las tendencias de ataques cibernéticos de mediados de año.

Este informe demuestra que las amenazas cibernéticas siguen evolucionando y las organizaciones siguen en jaque junto a la comunidad que se encarga de la seguridad de las mismas.

Según los datos, los ciberdelincuentes atacan a Blockchain hasta que consiguen desarrollar nuevos métodos con los que infectar a los dispositivos móviles, es decir, hacen uso de las tecnologías más novedosas para seguir delinquiendo.

El criptojacking y las amenazas contra las criptomonedas se convierten en la principal tendencia de este año superando al ransomware, que es un tipo de programa dañino que restringe el acceso a determinadas partes o archivos del sistema infectado, y pide un rescate a cambio de quitar esta restricción.

Cryptojacking: la técnica de los hackers para minar criptomonedas

En este año 2018 han aparecido nuevos métodos de ataque que utilizan los hackers, muchos de ellos relacionados con el sistema de comercio que utilizan las criptomonedas. Algunos de estos métodos son el robo virtual de monederos, credenciales, de maniobras de transacción de criptomonedas, y las estafas de ICO, que es la oferta inicial de monedas y a través de las cuales atraen a las víctimas a invertir en una criptomoneda prematura falsa.

La infraestructura de la nube también ha sido un blanco principal a batir para los ciberdelincuentes, ya que contienen grandes cantidades de datos confidenciales así como otros recursos tecnológicos e informáticos.

Este informe demuestra que los ciberdelincuentes cada vez actúan de manera más eficaz y rápida, y los malwares (programas maliciosos) son cada vez más sofisticados y se adaptan a las barreras tecnológicas de seguridad de los proveedores.

Los principales ‘agujeros’ que utilizaron los ciberdelincuentes en los ataques a la nube para sortear la seguridad fueron las credenciales disponibles en los repositorios de código fuente y el uso de contraseñas débiles.

En cuanto a las amenazas que se dieron en el año 2017 siguen en activo este año, sin ninguna solución por el momento.

La industria de la ciberseguridad analiza el futuro del sector en U-tad

Por ello es estrictamente necesario que las organizaciones contraten las más avanzadas tecnologías en materia de protección y seguridad para mantenerse por delante de los ciberdelincuentes y no dejar al descubierto los datos de sus clientes y su información confidencial.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.