Tecnología

La “princesa hacker” se incorpora a la automovilística Tesla

La "princesa hacker" se incorpora a la automovilística Tesla
Escrito por Redacción TICbeat

Kristin Paget, una hacker que ha trabajado años para Apple, es fichada por la compañía californiana especializada en coches eléctricos de lujo.

No solo es que cada vez más hackers luzcan el sombrero blanco, es que las grandes tecnológicas enterraron, también, el hacha de guerra hace tiempo, y no dudan en tender puentes que les ayuden a mejorar su seguridad. Aun así, que una gran empresa contrate a un pirata informático continúa siendo noticia.

La última en fichar por una corporación ha sido Kristin Paget, la otrora conocida como “Princesa Hacker” en Apple, y lo ha hecho, en concreto, por la automovilística Tesla, sita también en California. Así lo ha anunciado la afectada a través de su perfil oficial de Twitter, en unas declaraciones que han sido recogidas por la web Recode.

“No puedo dar muchos detalles sobre lo que voy a hacer, pero ‘asegurar las cosas’ sería una buena definición”, ha señalado Paget en la red social de los 140 caracteres. Paget fichó por Apple en septiembre de 2012, y ha estado trabajando  para la firma hasta ahora, aunque ni la compañía de Cupertino ni la hacker han desvelado en qué consistían sus funciones allí.

A Tesla se ha incorporado hoy, y, pese a no haber ofrecido ningún detalle, sospechamos que su llegada a la automovilística tendrá que ver, probablemente, con la producción o el diseño de smart cars. Tesla, especializada en coches eléctricos de lujo, y el pasado octubre anunció una alianza con la operadora telefónica AT&T para fabricar su primer prototipo de coche conectado.

La preocupación por smart cars seguros

La industria de los smart cars constituye uno de los sectores de la Internet de las cosas que más preocupación despiertan a los expertos en seguridad. El pasado mes de julio os contamos que dos hackers de renombre, Charlie Miller y Chris Valasek, que trabajan detectando vulnerabilidades para Microsoft, anunciaron que habían encontrado notables brechas de seguridad en el Toyota Prius y el Ford Escape, dos modelos de coche inteligente.

En concreto, Miller y Valasek fueron capaces de hacer que un Toyota Prius frenase de pronto a 128 kilómetros por hora, y que también supieron cómo manipular su volante y frenar su motor. En el caso del Ford Escape, pudieron desactivar sus frenos cuando éste circulaba muy despacio.

Ambos hackers explicaron después que el informe en el que desvelaban estos experimentos constituyó el primer trabajo documentado sobre la materia, puesto que los anteriores habían sido censurados por las automovilísticas.

Foto cc: dustball

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.