Tecnología

La pantalla de entretenimiento de tu avión vale 5.030 millones de dólares

avion

La introducción de nuevos dispositivos y servicios digitales en los aviones de fuselaje estrecho harán despegar a la ya jugosa industria del entretenimiento y la conectividad a bordo.

Desde hace ya varios años, los que viajamos frecuentemente en vuelos de larga distancia tenemos una grata forma de pasar el rato mientras surcamos los cielos: podemos ver películas, series, escuchar música o jugar directamente desde los paneles táctiles que las aerolíneas han incorporado en los asientos de sus naves. O conectarnos a Internet mediante una conexión WiFi que, pese a todo, sigue sin ser nada del otro mundo en términos de fiabilidad o velocidad.

Puede parecer un tema baladí, el del entretenimiento y la conectividad en vuelo, pero detrás de las apariencias se esconde una intensa y lucrativa industria tecnológica. Hablamos no sólo del hardware necesario para todo ello -incluyendo los propios paneles y los sistemas de acceso a redes satelitales- sino también al propio negocio de los contenidos digitales consumidos en pleno vuelo o la publicidad asociada a los mismos.

Aviones infecciosos: cómo evitar la transmisión de enfermedades cuando el ‘paciente cero’ va a bordo

¿Cuánto es en cifras? De acuerdo a un estudio de MarketsandMarkets, estamos ante un mercado de nada menos que 5.030 millones de dólares en 2018, con la previsión de que la cifra llegue a los 7.650 millones en 2023. Eso supondrá un crecimiento, en apenas un lustro, del 9,82% debido principalmente a la necesidad de las aerolíneas de mejorar la experiencia de sus pasajeros o el incremento mismo en el número de aviones producidos por las dos grandes casas a escala mundial: Boeing y Airbus.

Por tipo de aeronave, el mismo informe destaca que serán aquellas de fuselaje estrecho en las que veremos un mayor crecimiento del negocio asociado al entretenimiento y la conectividad a bordo. Son precisamente esta clase de aviones las que están protagonizando la mayor parte del volumen de pedidos a los fabricantes, en tanto que las aerolíneas están reemplazando actualmente su flota más antigua de aviones de fuselaje estrecho con la introducción de los últimos modelos, como el Airbus A320neo o el Boeing 737 Max. 

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.