Tecnología

La ONU debatirá si prohibir los robots asesinos autónomos

ejercito usando robots

La potencial llegada de robots autónomos capaces de matar personas sin control humano preocupa a la ONU, que podría prohibir su creación el próximo año.

La robótica autónoma aplicada en el ámbito militar no ha dejado de ser objeto de polémica desde que gobiernos como Estados Unidos comenzaran a utilizar drones o China dotara de inteligencia artificial a sus misiles con el fin de matar automáticamente a objetivos de forma selectiva y sin poner en riesgo a soldados humanos. Sin embargo, la controversia sobre los límites de esta tecnología y el uso que se puede realizar de ella ha obligado a las Naciones Unidas a tomar cartas en el asunto.

En ese sentido, la ONU ha decidido abordar este debate en 2017 de forma profunda, incluso pudiendo establecer una normativa que regule o prohíba su utilización. Así lo entiende la organización Human Rights Watch después de las conversaciones mantenidas en la reciente Convención Internacional sobre Armas Convencionales, celebrada en Ginebra, y en la que los 123 países participantes han decidido crear un grupo de expertos para analizar el tema. El equipo estará dirigido por el embajador indio Amandeep Singh Gill.

Diecinueve países ya han exigido una prohibición global de los robots asesinos, incluyendo Argentina, Perú, Pakistán, Cuba y Egipto. Por establecer una comparativa histórica, en 2014 apenas cinco países apoyaron el bloqueo de esta tecnología.

Silicon Valley, preocupado

Pero no sólo las Naciones Unidas están preocupadas por el uso de la robótica y las tecnologías autónomas en el campo de batalla: también la élite de Silicon Valley se ha mostrado en contra de este tipo de dispositivos. Los más activos en esta particular lucha son Steve Wozniak y Elon Musk, quienes firmaron una carta el año pasado instando a la ONU a abordar el tema, pidiendo la prohibición internacional de crear armas letales autónomas. Pero no sólo ellos: Stuart Russell (Universidad de California Berkeley), Peter Norvig (director de investigación de Google) o Eric Horvitz (director ejecutivo de Microsoft) también suscribieron esta solicitud.

Según recoge Recode, Musk ha sido particularmente duro en sus críticas a la robótica mortal, advirtiendo que la inteligencia artificial es “nuestra mayor amenaza existencial” y “potencialmente más peligrosa que las armas nucleares”.  Otro líder de opinión, Stephen Hawking ya alertó en 2014 de que “el desarrollo de la plena inteligencia artificial podría significar el final de la raza humana”.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.