Tecnología

La nube pública, más ‘pública’ que nunca: crece un 21,4% en 2018

Los servicios de cloud pública crecen a pasos agigantados, con la capa de IaaS como punta de lanza en los últimos cursos. Mientras, el software como servicio (SaaS) prepara su particular ‘sorpasso’ a las aplicaciones entregadas de forma tradicional.

Usar la palabra ‘pública’ requiere de un tacto especial, máxime tras la polémica -más que justificada- sobre los significados diversos que albergaba este término en referencia a hombres o mujeres. Según la RAE, entidad cada día más denostada por su conservadurismo extremo, el ‘hombre público’ era aquel “con presencia e influjo en la vida social”, mientras que en el caso de las féminas se trataba de simples y meras “prostitutas”.

Por eso, cuando en el sector tecnológico usamos con tanta libertad el concepto de ‘cloud público’ cabe preguntarse si su significado (más allá de su acepción técnica, la de una infraestructura, plataforma o software entregado por un tercero que es el responsable de su administración a todos los efectos y que cobra por su uso un determinado emolumento) está más cerca de una u otra visión, igualmente polarizadas. O todo lo contrario. 

La guerra ‘cloud’ triplica la inversión en centros de datos durante 2017

Pero de algo podemos estar seguros: cada día la nube pública es más ‘pública’. Y lo es porque cada día es “más conocida o sabida por todos” y cada día es más “accesible a todos” (acepciones primera y cuarta del Diccionario).

Para ello, nada más que remitirnos al último estudio publicado por Gartner, justo hoy mismo, según el cual la facturación asociada a la nube pública a escala mundial crecerá un 21,4% durante este curso 2018. En total, estaríamos ante un mercado de nada menos que 186.400 millones de dólares (151.340 millones de euros, al cambio actual), frente a los 153.500 millones (124.628 millones de euros) anotados el pasado ejercicio.

A estos extraordinarios números contribuye el rápido crecimiento del segmento de infraestructura-como-servicio (IaaS), con una tasa de incremento del 35,9% interanual y unos ingresos estimados en 40.800 millones de dólares para el presente año. Un nicho de actividad que, además, se encuentra ya bastante consolidado –frente a otros como SaaS donde predomina la granularidad y los pequeños proveedores-, en tanto que el 70% del mercado de IaaS estará copado por los diez principales actores en 2021, frente al 50% que atesoraban en 2016.

Eso sí, que nadie olvide que la parcela del software-como-servicio (SaaS) sigue siendo el rey de la nube pública, esa que cada día es ‘más pública’. En concreto, esta capa de cloud sigue creciendo a buen ritmo, un 22,2% este año, hasta los 73.600 millones de dólares de facturación. Y, lo más relevante, Gartner estima que en 2021 las aplicaciones en modalidad SaaS representarán ya el 45% de todo el gasto en software del mundo. Justo a las puertas de un ‘sorpasso’ que se antoja histórico.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.