Tecnología

La NASA quiere volver a la Luna… y tiene un plan para hacerlo

Escrito por Marcos Merino

Jim Bridenstine, que tan sólo lleva unos meses como director de la NASA, tiene claro que la suspensión del programa Apolo nos impidió conocer bien nuestro satélite (como demuestra el descubrimiento de agua en el mismo hace ya 10 años) y que reconquistarla será el primer e ineludible paso antes de saltar a Marte.

Jim Bridenstine, director de la NASA desde el pasado mes de abril, participó recientemente en un encuentro con la prensa realizado en el Centro Espacial Johnson en Houston, durante el cual hizo pública su posición acerca de cuáles deberían ser las prioridades de la NASA para su futuro a medio plazo. Bridestine comparó la situación actual de impase entre la jubilación de los transbordadores espaciales y los futuros vuelos privados de SpaceX o Blue Origin con el escenario vivido a principios de los 70, cuando se suspendió el programa Apolo (y, con él, los vuelos a la Luna) pero la NASA aún no contaba con el transbordador espacial: “En aquel entonces hubo un período de tiempo en el que experimentamos una brecha de capacidad de vuelo espacial humano.  Creo que es importante hacer todo lo que esté a nuestro alcance para evitar que se produzca otra situación así”.

Bridenstine también cree que hace ya una década que la NASA debería haber retornado a la Luna: “En 2009, los Estados Unidos, a través de la NASA, hicieron un descubrimiento crítico: que la Luna cuenta con cientos de miles de millones de toneladas de hielo de agua. Para mí, eso debería haber cambiado nuestra rumbo de inmediato. Desde 1969, cuando aterrizamos por primera vez allí, hasta 2009, mucha gente creía que la Luna estaba completamente seca. […] La pregunta, por tanto, es: si durante esos 40 años nos perdimos eso. ¿Qué más nos hemos podido perder? […] Durante el programa Apolo llevamos a cabo seis aterrizajes, todos en las regiones ecuatoriales de la luna, y no obtuvimos una perspectiva y comprensión completas”.

Tres avances tecnológicos que debemos a la conquista espacial

Para Bridestine, la Luna cuenta además con otro atractivo: “Representa un campo de pruebas increíble para todas las tecnologías y las capacidades de rendimiento humano que serán necesarias para sobrevivir en otro planeta”. Un campo de pruebas, desde luego, más propicio que Marte, donde ante cualquier problema resulta imposible volver a casa durante dos años. Por ello es tan importante intentar ensayar las misiones marcianas en nuestro satélite.

Además, Bridestine afirma que ya tienen en mente el modo de impulsar el desembarco de más humanos en la Luna: la construcción de “pasarelas”, pequeñas plataformas similares a estaciones espaciales que sirven como puestos de avanzada en la órbita lunar. “Lo que queremos hacer es permitir que cada vez más personas tengan acceso a la superficie lunar. […] Las interfaces con que dotemos a las pasarelas, ya sean de energía o de acoplamiento, se publicarán íntegramente en Internet. Queremos permitir que todos, incluso aquellos países que históricamente no han contado grandes presupuestos destinados al especio, puedan buscaren Internet y decir “Mira, podríamos construir algo sea útil recurriendo a la Pasarela”.

“Lo que no queremos hacer es ir a la superficie de la Luna, demostrar que efectivamente podíamos volver a hacerlo, y luego irnos a casa“, sentencia.

Vía | Space.com

Imagen | NASA.gov

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Diseñador web y docente de educación no formal, imparte cursos de informática en el medio rural porque las brechas están para cerrarlas. Desde que le nombraron director de la revista de su colegio, no ha dejado de escribir.