Tecnología

La NASA, preparada para llevar Internet al espacio

NASA_Luna
Escrito por Lara Olmo

El protocolo DTN o Delay/Disruption Tolerant Networking es el proyecto de la NASA para adaptar la infraestructura de Internet en el espacio.

Algo que parecía imposible está cerca de hacerse realidad: llevar conexión a internet a un entorno tan inabarcable como el Espacio estelar. Ello gracias al proyecto DTN o Delay/Disruption Tolerant Networkingen el que lleva tiempo trabajando la NASA en colaboración con Vinton Cerf, uno de los padres de la red de redes.

El DTN es un conjunto de protocolos de red, similares a los del Internet terrestre, diseñados para resistir potentes interrupciones en la conectividad, incluidas las causadas por un planeta o una estrella al pasar entre dos nodos de la red.

En los protocolos tradicionales de Internet todos los nodos de la ruta de la transmisión deben estar disponibles en el momento de la transmisión. En el protocolo DTN se emplea una técnica llamada “almacenamiento y reenvío” que almacena partes de los datos en diversos nodos que forman parte de la ruta de la transmisión hasta que puedan reenviarse o retransmitirse para luego unirse en el destino final.

Aunque un módulo de aterrizaje sólo recibiera 5 minutos de sol al día, podría enviar paquetes de datos fragmentados, en lugar de tener que esperar a que las baterías se carguen para poder permanecer en línea el tiempo suficiente para mandar toda la información.

Eso ha servido para lanzar de forma definitiva la llamada Solar System Internet, un sistema que va a arrancar su actividad en la Estación Espacial Internacional (ISS) y que permitirá automatizar y mejorar la disponibilidad de conexiones de datos para experimentos y comunicaciones espaciales.

Nuestra experiencia con DTN en la estación espacial nos lleva a pensar en aplicaciones terrestres adicionales, especialmente para las comunicaciones móviles en las que las conexiones pueden ser erráticas y discontinuas“, ha dicho la NASA en un comunicado.

La NASA quiere plantar patatas en Marte

En algunos casos, la energía de las batería era un problema y los dispositivos tenían que posponer la comunicación hasta que la carga de la batería fuera adecuada. Estas nociones son interesante para el Internet de las Cosas que está por venir“, añade.

Vía | techrunch.com

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.