Tecnología

La NASA explora nuevos métodos para detectar tecnología extraterrestre

Escrito por Marcos Merino

Si la investigación basada en biofirmas permite detectar indicios de vida extraterrestre, los tecnomarcadores aportan pistas sobre la presencia de civilizaciones no humanas en el cosmos. Y la NASA ha decidido dar un nuevo impulso a esta clase de enfoque.

El pasado verano, la NASA reunió a astrónomos, biólogos y geólogos en una iniciativa denominada Nexus for Exoplanet System Science (NExSS), destinada a evaluar las biofirmas (la presencia de elementos químicos vinculados con la vida) más prometedoras a buscar vida en otros mundos. Sin embargo, la vida puede surgir en mundos muy diversos, y hacerlo con aspectos muy diferentes al de la Tierra, lo que obliga a contemplar una amplia gama de biofirmas.

Por ello, recientemente la NASA está poniendo más énfasis (empujada por el Congreso estadounidense) en otro método para detectar formas de vida avanzadas, centrándose en “señales técnicas” o tecnomarcadores (indicios de emisiones de radio y/o de microondas, pero también de infraestructuras y de atmósferas contaminadas). Esta pasada semana, la agencia estadounidense llevó a cabo un ‘taller’ de tres días en Houston para evaluar el panorama actual de esta clase de enfoque y qué pasos dar a partir de ahora para avanzar en el mismo.

Nuestra propia mente nos limita a la hora de buscar extraterrestres

El comité organizador contó, además de con miembros de la propia NASA, con representantes del Instituto de Ciencias Planetarias, del Instituto SETI y de grupos investigadores de varias grandes universidades. Varios de ellos participaron participaron en un encuentro online en Reddit con internautas. Andrew Siemion, director del Centro de Investigación SETI de Berkeley, afirmó que si la NASA identifica la vida extraterrestre, será precavida: “No hay planes para intentar la comunicación: nuestras búsquedas de tecnomarcadores se basan en mirar y escuchar”, dijo. Otro de los participantes, Jason Wright, profesor de Astronomía y Astrofísica de Penn State, explicó que, si bien búsqueda de esta clase de indicios se remonta a décadas atrás, su ritmo se ralentizó en los Estados Unidos tras la década de los 90, siendo su “resurgimiento” algo bastante reciente.

En el taller, la NASA determinó 4 grandes objetivos para los investigadores:

  • Definir el estado actual del campo de detección de tecnomarcadores, identificando proyectos anteriores y las limitaciones actuales.
  • Identificar los posibles avances a corto plazo en el campo, señalando qué proyectos y herramientas actuales podrían tener un impacto en el futuro.
  • Evaluar el potencial a largo plazo de los tecnomarcadores, identificando herramientas y experimentos necesarios.
  • Encontrar mecanismos que permitan a la NASA trabajar con el sector privado y con las organizaciones sin ánimo de lucro para avanzar en este área de investigación.

Vía | NASA

Imagen | NASA, ESA & Hubble Heritage Team (STScI/AURA), F. Summers, G. Bacon, Z. Levay, and L. Frattare (Viz 3D Team, STScI)

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.