Tecnología

La mitad de los internautas españoles ya paga por servicios de televisión

La mitad de los internautas españoles ya pagan por servicios de televisión

Según la décima edición del informe anual “Televidente 2.0”, uno de cada dos internautas en nuestro país ya paga por servicios televisivos, mientras que los accesos piratas a contenidos audiovisuales descienden, situándose todavía en el 67%.

Buenas noticias en torno al descenso de la piratería: tal y como revela el análisis de “Televidente 2.0”: todavía dos de cada tres internautas (67%) acceden de forma “pirata” a contenidos audiovisuales como series y películas, pero cabe destacar que este porcentaje desciende cerca de 15 puntos porcentuales con respecto a los últimos dos años y se distancia de los máximos registrados por encima del 80%, tal y como ha destacado el consejero delegado de The Cocktail Analysis, Felipe Romero durante la presentación de este estudio en la Fundación Telefónica.

Cómo compartir tu cuenta de Netflix, HBO o Wuaki TV

Por su parte, la directora de Marketing de Movistar+, Cristina Burzako, destaca que el gran enemigo de todas las fórmulas de pago es la piratería. La penetración de la televisión de pago en España tiene todavía mucho que avanzar para equiparse con Europa: mientras que en nuestro país se sitúa en el 33%, es del 56 % en Alemania, el 62 % en el Reino Unido, el 76 % en Francia y el 86 % en Portugal.

Burzako ha destacado que los operadores de telecomunicaciones están contribuyendo a democratizar el acceso a la televisión de pago. El número de clientes de estos servicios se ha multiplicado por 1,6 en los últimos 3 años, pasando de los 3,8 millones a finales de 2013 a 6,1 millones a cierre de 2016, impulsados por los paquetes que unen servicios de telecomunicaciones con contenidos audiovisuales.

El consumo diferido y a la carta gana posiciones entre los españoles

El informe revela que el 51 % de internautas que pagan por ver televisión está conformado por un 42 % que lo hace mediante suscripciones a plataformas IPTV -los servicios de televisión de los operadores de telecomunicaciones sobre fibra y ADSL- y un 9 % restante, formado por clientes de servicios OTT como HBO o Netflix. Además, existe un panorama de convivencia entre ambas plataformas, sin riesgo de canibalización. De hecho, un 16 % de internautas mantiene el pago sobre ambos tipos de servicio.

Por otra parte, este estudio destaca la pérdida de importancia dell consumo de la emisión lineal tradicional frente al consumo diferido y a la carta, ya que los internautas han declarado que únicamente el 53 % del total de sus consumos se realizan desde la televisión lineal -ya sean canales TDT o el lineal de la televisión de pago-. El resto se distribuye entre las distintas opciones de consumo: vídeo bajo demanda, grabadores y servicios de recuperación, aplicaciones, streaming y descargas piratas. Por su parte, Youtube experimenta un descenso ligero en cuanto a penetración (4%), uso en dispositivos y consumo.

Los principales dispositivos que consolidan posiciones son la Smart TV y el smartphone: la primera se destina al consumo audiovisual no lineal y el segundo al consumo audiovisual.

Puedes descargar el informe completo pinchando en el siguiente enlace.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.