Tecnología

La mitad de la Unión Europea exige la libre circulación de datos

Los candidatos a las europeas en las redes: mucha España, poca Europa y webs lentas

14 magnatarios europeos han enviado una carta a la UE para pedir a Bruselas que no convierta la regulación en una barrera para el desarrollo de tecnologías basadas en los datos.

La mitad de los estados miembros de la Unión Europea han pedido hoy la eliminación de los obstáculos a la libre circulación de datos tanto dentro como fuera del bloque de 28 naciones que conforman la UE. ¿El objetivo? Asegurar que las compañías del Viejo Continente puedan beneficiarse de las nuevas y apasionantes tecnologías basadas en el Big Data.

Así lo han solicitado formalmente, por medio de una carta enviada a la Comisión Europea y a los Países Bajos (que ocupa la presidencia rotatoria de la UE), los máximos dirigentes de países como Bélgica, Gran Bretaña, Bulgaria, República Checa, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Irlanda, Letonia, Luxemburgo, Lituania, Polonia, Eslovenia y Suecia. Todos ellos instan a Bruselas para que se asegure de que la regulación no es una barrera para el desarrollo de tecnologías basadas en los datos.

Según la agencia Reuters, en la carta se indica que es “de vital importancia para la competitividad europea tomar un enfoque positivo hacia los nuevos avances en las tecnologías y modelos de negocio digital”. Los firmantes también defienden que “Europa puede beneficiarse significativamente de las nuevas tecnologías basadas en los datos, si se establece el marco normativo adecuado para el futuro”.

La carta también exige que la normativa de telecomunicaciones de la UE se simplifique con el objetivo de fomentar las inversiones en banda ancha de alta velocidad, un área en la que la Unión Europea ha estado por detrás de Estados Unidos, Japón y Corea del Sur.

La eterna discusión del mercado digital único

La Comisión Europea tiene previsto lanzar a finales de este año una propuesta que permitiría la libre circulación de datos dentro de la zona comunitaria. Se trata de la respuesta de la UE a las iniciativas proteccionistas llevadas a cabo por naciones como Alemania o Francia, que han impuesto trabas a la hora de sacar información y datos sensibles fuera de sus fronteras.

Una línea en favor de esta pata esencial del futuro mercado digital único que también sostiene el Parlamento Europeo. Así, en una resolución publicada en abril, la institución legislativa de la UE concluyó que es “extremadamente importante permitir que los datos fluyan libremente dentro de la Unión”. Los europarlamentarios también afirmaron conocer los planes de algunos Estados miembro para localizar los datos dentro de sus fronteras, pero consideró que estas estrategias son “callejones sin salida” a la hora de competir con los grandes proveedores norteamericanos y asiáticos.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.