Tecnología

La industria hotelera de EEUU da marcha atrás en su intento de restringir el WiFi

La industria hotelera de EEUU da marcha atrás en su intento de restringir el WiFi
Escrito por Redacción TICbeat

Marriott y otros hoteles solicitaron a las autoridades permiso para bloquear en sus instalaciones redes que no fueran la suya, pero no lo han obtenido.

Muchos clientes de los hoteles defienden que el acceso a la red WiFi dentro de los mismos debería estar incluido en el precio de las habitaciones. La industria hotelera estadounidense, en cambio, parece tener una opinión muy diferente respecto a esta cuestión.

O, al menos, así se refleja en el último paso adelante que Marriott y otras cadenas de hoteles norteamericanas han intentado dar. La semana pasada, Marriott International y otros actores del sector solicitaron a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) que les permitiera bloquear en sus establecimientos aquellas redes WiFi que no fueran la suya.

Los hoteles firmantes de la petición solicitaban permiso para bloquear los conocidos como hotspots: puntos calientes de acceso a redes inalámbricas, que pueden ser ofrecidos por particulares o empresas. En la propuesta se  hablaba de restringirlos en todas las instalaciones de sus establecimientos, parece que habitaciones incluidas, y se aludía al peligro de hackeo y a la seguridad de los huéspedes que se conectaran a estas redes.

Desde la FCC, en cambio, aseguraron que las reclamaciones de la industria hotelera de bloquear los hotspots de WiFi en todas sus instalaciones eran ilegales.

Así que los firmantes se han visto obligados a retirar esta reclamación. Más adelante, desde Marriott quisieron corregir que dicha petición solo se refería a los espacios habilitados para convenciones, congresos y reuniones, donde, algunas veces, las entidades organizadoras optan por ofrecer una conexión WiFi propia a los participantes en el acto.

Según recoge la web especializada en tecnología Recode, Marriott aclaró que no impediría a los huéspedes que no utilizaran sus propios hotspots en el interior de sus habitaciones, sino que limitaría su uso solo en zonas comunes como salones de actos.

Las posibilidades de que las redes de los hotspots puedan caer en manos de terceros que roben datos a través de ellos son significativas y, de hecho, muchos expertos en seguridad recomiendan no realizar operaciones delicadas, tales como consultar la banca online, por ejemplo, a través de este tipo de conexiones.

Sin embargo, el movimiento del sector hotelero estadounidense ha sido interpretado por muchos como una forma de asegurarse de que los ingresos que estos negocios obtienen por ofrecer servicios WiFi a su clientela perduran.

Un comunicado de la American Hotel & Lodging emitido tras la retirada de la primera petición que “está claro que la industria debe trabajar para encontrar otras formas de asegurar la ciberseguridad de sus clientes”.

Foto cc: Manolo Gómez

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.