Seguridad Tecnología

La incitación al odio en las redes sigue sin freno, según la UE

Escrito por Alexandre Lázaro

La Comisión Europa dice que Facebook, Google y Twitter deben vigilar con más ímpetu la incitación al odio que se produce en las diferentes redes sociales.

Las redes sociales se han convertido en un refugio para todos aquellos que incitan al odio y la violencia, ya que pueden esconderse tras el anonimato que ofrecen plataformas como Twitter. Ante los hechos, la Comisión Europea ha pedido a las grandes empresas del sector que pongan más empeño en cortar este tipo de conductas.

La nueva advertencia de la Comisión Europea viene tras la inscripción al código de conducta voluntario al que se sometieron estas empresas hace seis meses. Además, esta vez el aviso viene respaldado por una propuesta de ley para el obligado cumplimiento del contrato que las compañías firmaron en su momento con la UE.

Vera Jourová, Comisario europeo de Justicia, ha afirmado que: “En la práctica, las empresas están pidiendo más tiempo y aún así no están logrando el objetivo. De momento sólo se revisan un 40% de los casos de odio registrados en menos de 24 horas. Nos queda mucho trabajo por hacer y debemos hacerlo juntos, por parte de las instituciones y de las empresas privadas”.

El último informe del Comisario europeo de Justicia sobre el estado de la incitación al odio en las redes sociales determinó que todavía queda mucho trabajo por hacer y que el código de conducta firmado por las empresas no está dando los resultados esperados.

Así usamos las redes sociales en España

Jourová aseguró que: “Si Facebook, YouTube, Twitter y Microsoft quieren convencerme a mí y a los ministros de la Unión Europea sobre lo que están haciendo, tendrán que actuar con rapidez y hacer un gran esfuerzo en los próximos meses”.

Desde la Comisión Europea se ha asegurado que, si todas estas empresas tecnológicas no toman cartas en el asunto para empezar a vigilar más la incitación al odio y la violencia en Internet, crearán una legislación específica para controlar el uso de las redes sociales en este sentido.

Este problema, cabe decir, no es igual en todos los países de la Unión Europea. Mientras que Alemania y Francia tienen una tasa de eliminación de este tipo de mensajes que supera el 50%, otros como Austria sólo alcanzan el 11%, e Italia se queda en el 4%.

Sobre el autor de este artículo

Alexandre Lázaro