Tecnología

La impresión 3D, un mercado de 5.000 millones de dólares en 2016

impresion-3d

Se han comercializado 182.000 impresoras 3D en 2015, lo que supone un aumento del 37% respecto al año anterior.

Si a principios de año nos hacíamos eco de las previsiones de IDC sobre la industria de la impresión 3D (que recogían unos ingresos de 11.000 millones de dólares en este mercado durante 2015), ahora es la firma Canalys la que ha hecho públicas sus previsiones sobre este incipiente segmento de actividad. Y, al igual que las anteriores estadísticas, refleja el muy buen momento y mejor futuro para los proveedores de este tipo de tecnología.

En ese sentido, el mercado de la impresión 3D moverá 4.900 millones de dólares a lo largo de este 2016. Una cifra que aún es muy pequeña en comparación con lo que se espera para esta industria: más de 22.400 millones en 2020, cantidad que, además, es muy similar a los 26.000 millones previstos por IDC.

Se trata de un incremento anual del 43,5% en los próximos años, aunque es muy destacable que este crecimiento se notará aún más en la cantidad de dispositivos comercializados en todo el mundo. De 2015 a 2020, las impresoras 3D vendidas crecerán un 67,2% cada año, alcanzando los 2,4 millones de equipos llevados a los consumidores en 2020.

Mercado de la impresión 3D

A nivel mundial, los proveedores han comercializado 182.000 impresoras 3D en 2015, lo que supone un aumento del 37% respecto al año anterior, con un buen rendimiento en los sectores de consumo y empresarial. En concreto, y mientras que el gasto industrial en las impresoras 3D cayó el pasado curso, las instituciones educativas solicitaron miles de dispositivos para sus estudiantes.

Por fabricantes, la taiwanesa XYZprinting se mantiene como el mayor proveedor de impresoras 3D a escala global, concentrando en torno al 38% de todos los dispositivos vendidos.

“2015 fue un año difícil para muchos grandes vendedores”, explica el analista Joe Kempton. “Muchos tuvieron problemas para mantener sus tasas de crecimiento y, como resultado, se han visto obligados a tomar medidas estrictas de reducción de costes. Algunos, como 3D Systems, incluso se han visto obligados a abandonar secciones completas de la industria. En el extremo inferior del mercado, esto ha allanado el camino para muchos nuevos proveedores que han lanzado impresoras 3D a precios cada vez más bajos”.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.

  • Jose Antonio

    Bajo mi punto de vista, varía mucho el tipo de impresoras 3D, parece que todas son iguales, pero no tiene nada que ver la xyz que con todos mis respetos es una mierda.. fue mi primera impresora y a los 3 días las devolví al corte inglés porque no era capaz de sacar ni las piezas más sencillas.. eso no tiene que ver con makebot por ejemplo que es una pedazo de impresora, o la que tengo ahora mismo que es la de zeus Creative que no me ha dado ningún problema en casi un año que la tengo.