Impresión 3D Tecnología

La impresión 3D suma inversiones y prepara la acogida de la gran demanda industrial

impresion-3D
Escrito por Mihaela Marín

En los últimos años la impresión 3D ha conocido una gran transformación impulsada por dispositivos para la fabricación aditiva que han pasado de las plantas industriales hasta las propias viviendas de los aficionados a esta tecnología. A pesar de las numerosas predicciones que apuntan a una verdadera revolución industrial, todavía está lejos de convertirse en un sector disruptivo.

Aún así está claro que el potencial de la industria 3D ha crecido notablemente, en gran parte activado por las grandes inversiones captadas a lo largo del 2014.

En este sentido, el informe publicado por el grupo analista Wohlers Associates arroja más luz sobre el asunto indicando que los ingresos obtenidos a nivel global de la industria de impresión 3D y fabricación aditiva están en un constante crecimiento.  De los 3.07 mil millones registrados en 2013 se prevé que lleguen a 12.8 mil millones en 2018, para que finalmente alcancen la suma total de 21 mil millones para el 2020.

Otro ejemplo del creciente interés de los inversores en este sector son los datos facilitados por CrunchBase, la base de datos de la conocida publicación online TechCrunch que analiza el entorno de las startups. De acuerdo con la información remitida, las inversiones en el campo de la impresión 3D han tocado este año los 72 millones de dólares, la mayor cantidad de capital riesgo dedicada a dicha industria hasta ahora.

Wohlers Associates cree que el fuerte desarrollo ha sido estimulado en parte por las ventas de impresoras 3D personales de menos de 5.000 dólares. La bajada de precios de los dispositivos y la llegada a los mercados de consumo han sido los principales factores que han contribuido a la democratización de la tecnología. Retailers como Staples o Home Depot en EEUU o la cadena Media Markt en España ya han empezado a introducir en sus gamas de productos impresoras 3D de bajo coste, pensadas para aquellos que quieran crear sus propios objetos en tres dimensiones en sus casas.

bionic-leg

Imagen

La fabricación aditiva se abre paso en la mayoría de sectores

La tendencia va mucho más allá de las creativas, aunque limitadas aplicaciones para los aficionados. Terry Wohlers, director del grupo analista, señala que la industria está madurando, lo que hará que la impresión 3D y las tecnologías relacionadas se trasladen al uso industrial.

Las impresoras industriales han visto un aumento de demanda en el último año, con usos que varían desde componentes para la industria pesada hasta la electrónica de consumo. Prueba de ello son los más de 9.800 dispositivos vendidos, algunos suficientemente grandes para imprimir partes de motores V6, a un precio medio de 90.370 dólares y que en algunos casos tocó los 5 millones de dólares.  

A lo largo del año se ha constatado un crecimiento de demanda para todos los sectores, desde el automovilístico y el electrónico, hasta el sanitario. Por ejemplo, grandes empresas especializadas en cuidados de la salud han recurrido a la tecnología 3D para crear audífonos, aparatos ortopédicos o mandíbulas de titanio.

El paso a este nivel de innovación no se podría haber hecho sin el avance de los programas informáticos a nivel industrial. El próximo año las empresas de fabricación “incrementarán el uso de la computación y simulación, así como de los datos”, explica Joseph Beaman, profesor en la Universidad de Texas y pionero en la tecnología de impresión 3D.

Las predicciones de Wohlers Associates van en la misma dirección. Los analistas estiman que las ventas de impresoras industriales podrían superar 15.000 unidades en 2015 como la industria aeronáutica, las compañías biomédicas y fabricantes industriales adopten más tecnologías para bajar los precios y aumentar la flexibilidad de la producción.

Mientras tanto, se amplían las reservas del capital disponible para las tecnologías de impresión en 3D. En octubre, Autodesk hizo público el Spark Investment Fund, un fondo de inversión de 100 millones dólares que se alocará al desarrollo de las nuevas empresas creadas en torno a este sector. Son buenas noticias para la industria de la fabricación aditiva puesto que, a partir de ahora, contará con más recursos para destacar entre las tecnologías más demandadas del futuro.

 

 

Sobre el autor de este artículo

Mihaela Marín

Mi interés por la tecnología ha nacido cuando me he dado cuenta de que nos permite ver el lado escondido de la realidad. Todavía quedan muchas cosas por descubrir y suficiente curiosidad para entender lo que realmente somos. Especializada en Periodismo y Marketing, he podido compartir experiencias con profesionales del mundo empresarial tecnológico. Siempre en búsqueda de ideas, escribo para hacer conocido el trabajo innovador, capaz de cambiar los problemas en soluciones.