Tecnología

La historia de la función “copia y pega”

Escrito por Marcos Merino

Esta popular función forma parte de nuestro día a día a la hora de manejar dispositivos informáticos, pero los usuarios no pudieron contar con ella hasta mediados de los 70. En la década siguiente, fue popularizada gracias a su adopción por parte de Apple.

El “copia y pega” es una función sin la que no podríamos concebir nuestro día a día a la hora de trabajar con PCs y dispositivos móviles, y que ha resultado ser clave para aumentar exponencialmente la productividad en el mundo contemporáneo. Pero lo cierto es que su omnipresencia a veces nos hace olvidar que hubo un tiempo en que los usuarios de informática no disponían de esta opción, y tenían que reescribir una y otra vez los datos que introducían en sus máquinas. Y entonces, por fortuna, llegó Larry Tesler.

Lawrence Gordon Tesler estudió ingeniería informática en la Universidad de Stanford durante los años 1960. En la década siguiente, Tesler estuvo impartiendo clases sobre interacción humano-computadora y trabajando en el centro de investigación de Palo Alto de la corporación Xerox. Allí, en algún momento entre 1973 y 1976, mientras trabajaba junto a Tim Mott en el desarrollo de Gypsy (el primer sistema de preparación de documentos basado en una interfaz gráfica de usuario gráfica y en el uso del ratón), se le ocurrió implementar tres funciones complementarias para permitir cambiar de sitio un texto recurriendo a un espacio de la memoria interna del computador, el llamado “buffer” (una especie de “Portapapeles” de bajo nivel).

Razones para evitar el copy-paste en tu tienda online o ecommerce

En aquel momento, las opciones eran “Insertar”, “Copiar” y “Reemplazar”: el actual “Cortar + Copiar + Pegar”, generalizado en todos los sistemas operativos con interfaz de usuario, se lo debemos al fichaje de Tesler por parte de Apple a comienzos de los 80, donde estas funciones (ya con el nombre actual y con su vinculación con las teclas ‘X’, ‘X’ y ‘P’) fueron enormemente popularizadas por los dos equipos en cuyo diseño participó Tesler: Apple Lisa (1983) y Macintosh (1984). Como ya ocurriera con tantos otros aciertos de Apple de aquella época, Microsoft le aplicó rápidamente el “copia y pega” y lo incorporó al diseño de sus primeras versiones de Windows. Y de ahí, como ya hemos dicho, a su omnipresencia en nuestro día a día.

Si bien Tesler no es ni por asomo el único que puede atribuir su éxito profesional al “copia y pega”, lo cierto es que a él le permitió alcanzar la vicepresidencia de dos gigantes del sector como Amazon (en 2004, como responsable Experiencia de Compra) y Yahoo (en 2005, como responsable del Grupo de Diseño y Experiencia del Usuario). Tras un breve paso por 23AndMe, hoy en día trabaja como consultor independiente.

Fuente | Wikipedia & Unicheck & India Today

Imagen | Tim Bartel

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Diseñador web y docente de educación no formal, imparte cursos de informática en el medio rural porque las brechas están para cerrarlas. Desde que le nombraron director de la revista de su colegio, no ha dejado de escribir.