Tecnología

La guerra de Cameron contra la pedofilia online pasa por el porno

Escrito por Redacción TICbeat

El primer ministro propone que los británicos tengan que especificar a sus proveedores de Internet que desean acceso a estos contenidos.

El primer ministro británico, David Cameron, ha anunciado en qué consistirá su campaña contra la pedofilia online, en la que pretende involucrar no solo a la policía, sino a las propias compañías de Internet, y que comprende la activación por defecto de un filtro en todos los ordenadores que restrinja el acceso a material pornográfico.

Ayer, en declaraciones a BBC Radio, el mandatario explicaba que, tras mucho tiempo meditándolo, ha desechado para siempre la idea de que no se puedan poner puertas a Internet y de que ésta sea un lugar “ingobernable”. “Durante demasiado tiempo hemos pensado que no se podía hacer nada con la red, pero existen posibilidades técnicas”, dijo.

Así, una de las propuestas, la más sonada de todas, es la de ese filtro que, con el propósito de impedir que los niños vean imágenes que puedan perjudicarles, impediría el acceso a contenidos pornográficos desde cualquier ordenador adquirido a partir de finales de este año. Para desactivar dicha restricción, el propietario de la máquina habrá de ponerse en contacto con su proveedor de Internet, aunque quedan, como reconoció Cameron, algunos aspectos por concretar, como qué se hará en el caso de aquellos hogares donde solo exista una conexión a Internet pero haya varios dispositivos.

Los proveedores telefónicos y de acceso a Internet ya han calificado esta última medida como un ataque a la libertad de expresión, según señaló el propio ministro, que ha insistido en su intención de perseguir tanto a los que publican materiales ilegales como a quienes los consumen. “Es un triángulo”, ha detallado, “hay que detener a quien sube las imágenes, a quien accede a ellas y reclamar a los proveedores que se esfuercen más en detenerlos a ambos”. Pero, en el primer caso, no se refiere a pedofilia, sino a contenidos legales para adultos, y la perspectiva de que exista un listado con los nombres y los datos de todos aquellos ciudadanos británicos que la consumen genera polémica.

Cameron pretende que esta campaña se amplíe al ámbito internacional, y ya ha hecho un llamamiento a grandes como Google y Twitter para que intensifiquen sus esfuerzos para identificar y eliminar los enlaces a material pedófilo, así como para introducir advertencias hacia aquellos usuarios, que, descuidadamente, puedan pinchar en ellos.

Google anunció recientemente que destinaría 5 millones de dólares a la lucha contra la pornografía en la red, en concreto, a la implementación de sistemas que permitan perseguir y localizar este contenido sin necesidad de visualizarlo.

Foto cc: Zach Klein

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.