Tecnología

La Comisión Europea pisa el acelerador de la digitalización

Los candidatos a las europeas en las redes: mucha España, poca Europa y webs lentas

La Comisión Europea acaba de anunciar nuevas medidas para impulsar la transformación digital de la economía europea en todas sus vertientes.

La transformación digital de la economía europea es un tema que viene preocupando, desde hace tiempo, a las máximas autoridades del Viejo Continente. No en vano, la Unión Europea ha sido muy activa desde hace una década en promover medidas que impulsen la innovación y la digitalización de todo tipo de industrias, organismos públicos o entidades científicas.

Sin embargo, lo cierto es que el devenir de esta particular revolución digital ha pillado con el pie cambiado a muchos sectores de actividad y a algunos de los países miembro excesivamente centrados en modelos productivos que poco o nada tenían que ver con los unos y ceros. Es por ello que la Comisión Europea acaba de anunciar nuevas medidas para impulsar ese proceso de digitalización en la práctica totalidad de sus vertientes, confluyendo todas ellas en el tan ansiado mercado único digital.  Un proceso que, según estimaciones de estudios recientes, aportará a los ingresos de la industria más de 110.000 millones de euros al año en Europa en los próximos cinco años.

Para lograr esta transformación digital, la Unión Europea contribuirá a la coordinación de las iniciativas nacionales y regionales sobre la digitalización de la industria, creando además un marco de gobernanza con los Estados miembros y la industria. Asimismo, centrará las inversiones en las asociaciones público-privadas de la UE y fomentará activamente el aprovechamiento de las oportunidades que ofrecen el Plan de Inversiones de la UE y los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos; invirtiendo por otro lado 500 millones de euros en una red paneuropea de «centros de innovación digital» (centros de excelencia en tecnología) donde las empresas podrán obtener asesoramiento y poner a prueba las innovaciones digitales.

Asimismo, la Comisión Europea establecerá proyectos piloto a gran escala para reforzar el Internet de las Cosas, la fabricación avanzada y las tecnologías en las ciudades y los hogares inteligentes, los coches conectados o los servicios sanitarios móviles. También adoptará una legislación, “resistente al paso del tiempo”, que respalde la libre circulación de datos y aclare la propiedad de los datos generados por los sensores y los dispositivos inteligentes.

Todas estas medidas, afirman las autoridades comunitarias, deben movilizar unas inversiones públicas y privadas superiores a 50.000 millones de euros en apoyo de la digitalización de la industria.

20 medidas antes de que acabe 2017

Por otro lado, la Comisión también ha presentado veinte medidas que deben ponerse en marcha antes de finalizar 2017. Entre ellas, la UE creará una pasarela digital única que permita a los usuarios obtener todos los servicios de información, asistencia y resolución de problemas necesarios para trabajar con eficiencia a través de las fronteras;
interconectará todos los registros mercantiles y registros de insolvencia y los conectará con el portal e-Justicia, que se convertirá en una ventanilla única.

También establecerá un proyecto piloto con las administraciones que aplicará el principio de «solo una vez» para las empresas a través de las fronteras; esto significa que las empresas solo deberán presentar sus papeles a los poderes públicos en un país de la UE, incluso si actúan en otros Estados miembros. La propia Comisión ayudará a los distintos a desarrollar servicios transfronterizos de sanidad electrónica, como las recetas electrónicas y las historias clínicas de los pacientes; así como acelerará la transición a la contratación pública electrónica, la firma electrónica y la aplicación del principio de «solo una vez» en la contratación pública.

Iniciativa Europea de Computación en la Nube

Dentro de estos planes, la Comisión también creará una nube europea que, como primer objetivo, pondrá en manos de los 1,7 millones de investigadores y 70 millones de profesionales de la ciencia y la tecnología un entorno virtual para almacenar, gestionar, analizar y reutilizar una gran cantidad de datos de la investigación.

Normas únicas para un mercado único

En el mercado único digital al que tendemos, miles de millones de dispositivos conectados, incluidos teléfonos, ordenadores y sensores, deben comunicarse de manera segura y sin discontinuidades, con independencia de su fabricante, su tecnología o su país de origen. Para ello necesitan un lenguaje común: las normas.

En ese sentido, la Comisión Europea se va a centrar en cinco ámbitos prioritarios (5G, computación en la nube, IoT, tecnologías de datos y ciberseguridad), en los que va a impulsar la cofinanciación de las pruebas y experimentación de tecnologías para acelerar el establecimiento de normas, inclusive en las asociaciones público-privadas. De este modo, aseguran, se garantizará la elaboración oportuna de normas para impulsar la innovación y el crecimiento de las empresas. Asimismo, la UE tiene la intención de respaldar la participación de expertos europeos en las decisiones internacionales de normalización, a fin de garantizar que las ideas europeas contribuyan a las soluciones mundiales.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.