Tecnología

La Administración Trump comienza a desmantelar la neutralidad de la Red

en-corea-del-norte-no-saben-trump-ha-ganado-elecciones-estados-unidos

Los operadores de telecomunicaciones con menos de 250.000 clientes no tendrán que rendir cuentas sobre el rendimiento o las limitaciones que imponen en sus redes.

El que avisa no es traidor. Donald Trump amenazó por activa y por pasiva de que acabaría con todos los avances de la Administración Obama en favor de la neutralidad de la Red. El primer paso en esta política fue el nombramiento de Ajit Pai como presidente de la FCC (el organismo regulador de las telecomunicaciones), un sujeto que ha confesado públicamente que los días de la neutralidad de la Red estaban contados.

El segundo es el que hemos conocido hoy. La FCC, ya bajo el pleno control republicano del hombre de cabellos dorados, ha decidido eliminar todos los requisitos de transparencia en la neutralidad de la Red para los proveedores de Internet de menor tamaño. En concreto, todas las ‘telco’ con menos de 250.000 clientes no tendrán que revelar ningún tipo de información sobre el rendimiento, las tarifas o los límites de datos que aplican a sus redes, servicios y usuarios.

Esta cifra ya se barajó en una propuesta aprobada por congresistas tanto republicanos como demócratas, que fue sin embargo tumbada en el Senado. Ahora, los dos comisionados republicanos han aprobado esta medida contra el criterio del único representante demócrata en el organismo, Mignon Clyburn, argumentando que estos requisitos y la petición de ‘tantos’ informes habían sobrecargado a los operadores más pequeños con tareas innecesarias y costosas. Por su parte, el díscolo Clyburn ha criticado este paso atrás ya que lo considera un “desmantelamiento de las protecciones básicas de los consumidores a la hora de utilizar servicios de banda ancha“.

Además, la norma impuesta por el equipo de Donald Trump guarda una curiosa trampa en sí misma. Si bien sólo se aplicaría a operadores de Internet con menos de 250.000 clientes, los demócratas critican que no incluye ningún mecanismo que impida a las grandes ‘telco’ dividir su cartera de usuarios en distintas filiales para eludir este control administrativo.

Y, por si fuera poco, este límite de 250.000 suscriptores estará bloqueado durante los próximos cinco años, con lo que seguirá vigente incluso tras las próximas elecciones norteamericanas, gane o pierda el controvertido Donald Trump.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.