Tecnología

La adicción a los móviles, enemiga de las relaciones de pareja

Un estudio de Kaspersky Lab revela que miramos el móvil cada 44 segundos en salas de espera
Escrito por Marcos Merino

La especialista en psicología conductual Jo Hemmings ha emprendido una investigación conjunta con los expertos de Intel Security sobre cómo afecta a nuestras relaciones el uso de dispositivos conectados. Una de las conclusiones del estudio es que hasta un 79% de los británicos experimenta sensaciones de ansiedad en caso de no disponer de acceso a su smartphone en todo momento.

Este miedo a ser desconectado de sus dispositivos móviles (lo que conocemos como nomofobia) parece estar haciendo mella en las relaciones de los británicos, hasta el punto de que un tercio de los mismos afirman que sus parejas parecen estar más interesados en smartphones y tablets que en ellos mismos. Y aunque pueda surgir la tentación de atribuir este comportamiento a un efecto colateral de las relaciones de larga duración, lo cierto es que hasta un 16% de los encuestados se han visto implicados en esta incómoda situación ya desde la primera cita.

En general, el hábito de consultar constantemente en móvil durante situaciones sociales parece extenderse ya a más de la mitad de los británicos (un 53%), cantidad que asciende a más del 65% cuando tenemos en cuenta únicamente a los jóvenes entre 18 y 25 años. Sin embargo, a la mala educación cabe sumarle otro vicio más: el doble rasero. Y es que pese a los datos anteriores, hasta un 73% de los encuestados le desagrada que su pareja o sus interlocutores saquen un teléfono móvil cuando están comiendo con ellos.

Ante la pregunta “¿por qué estamos tan enganchados a nuestros dispositivos móviles“, Hemmings explica que “la gente está, sin duda, obsesionada con sus smartphones, muy especialmente la generación más joven (18-24 años). Todos los detalles de sus vidas se almacenan un su teléfono”. Para Hemmings, los smartphones representan ya para nuestros jóvenes lo mismo que los chupetes y las mantas para nuestros bebés“.

Pero, ¿cómo llega eso a afectar a nuestras relaciones de pareja? “Los teléfonos móviles afectan a las relaciones porque, irónicamente, provocan una ruptura en la comunicación: incluso si dos personas se encuentran en la misma habitación al mismo tiempo, mientras usan sus smartphones realmente no se están comunicando entre sí”.

Vía | Information Security Buzz

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.