Tecnología

Kim contraataca: el legado de Mega, seguro pese a las amenazas de EEUU

Escrito por Natasha Bernal

Kim Dotcom se enfrenta a acusaciones del FBI y asegura su legado con un previsto lanzamiento a bolsa de Mega.

Kim Dotcom, el emprendedor más polémico de Internet, está haciendo oídos sordos a la amenaza de extradición del Gobierno de EEUU. El FBI quiere extraditar a Dotcom y a tres otros hombres acusados de infracción de copyright, blanqueo de dinero y crimen organizado con un juicio a través de las cortes de Nueva Zelanda.

Los cargos son sobre el sitio web para compartir archivos Megaupload, que permitía a los usuarios almacenar archivos de acceso de forma anónima, lo que ha llevado a acusaciones de piratería (que Dotcom niega rotundamente). Se hará un juicio en agosto de este año en Auckland, llegando a una conclusión definitiva en septiembre.

Mientras tanto, su libertad se complica. Una corte de apelación neozelandesa ha rechazado una orden previa que mandaba a los acusadores americanos compartir toda la información que incriminaba a Dotcom con la defensa. La corte ha determinado que un resumen previo al juicio sería suficiente para preparar una buena defensa de Dotcom. La orden previa, emitida porque se reveló que el Gabinete de Seguridad de Comunicaciones del gobierno de Nueva Zelanda había estado espiando a Dotcom y a Megaupload sin una orden judicial.

Ésta ha sido la respuesta de Dotcom a la mala noticia en su cuenta de Twitter:

Am I disappointed about the ruling today? YES.Do “good faith” & “US govt” go together? NO.Will I sleep like an innocent baby tonight? YES.

— Kim Dotcom (@KimDotcom) March 1, 2013


Como si de un salvavidas se tratase, Dotcom ha invertido todos sus esfuerzos en Mega. El lanzamiento problemático del nuevo servicio parece que está despegando y el legado de Dotcom, sin tener en cuenta el desenlace del juicio. Una muestra del éxito de la nueva iniciativa es que Dotcom acaba de poner un anuncio buscando un CFO para Mega, para ‘supervisar una oferta pública inicial de la empresa’ en aproximadamente 18 meses. Aunque no dijo si el lanzamiento de Bolsa se haría en Australia o Nueva Zelanda, la oferta apuntaba que la posición se basaría en Auckland, según recoge The Australian News. Quiere que Mega comience a cotizar en Bolsa en un plazo de un año y medio.

También ha anunciado sus planes de adornar el servicio de Mega, que ya cuenta con 3 millones de usuarios que han almacenado más de 125 millones de ficheros, con un servicio de emails cifrados para que los usuarios no se preocupen por la supervisión de los gobiernos o de proveedores de Internet. El servicio, a diferencia de otros servicios de cloud, da a los usuarios el código para cifrar y descifrar el contenido que suben a la nube. Según argumenta una noticia de  Salon, esto le ‘cubre el culo’ a Dotcom, a la privacidad de los usuarios y a Mega, ya que la compañía no tiene la habilidad de descifrar todo el contenido que está almacenado en su servicio. Esto significa que no se podrá revelar la información que se guarda en Mega a las autoridades y que en el futuro, Mega no puede ser responsable de las infracciones de copyright de sus usuarios (ya que no puede ver el contenido).

 

Sobre el autor de este artículo

Natasha Bernal