Tecnología

Un juez obliga a Google a revelar el algoritmo de AdWords

algoritmo google adwordsLa demanda contra Google presentada en Estados Unidos por trucar los resultados de búsqueda sigue adelante y podría llevar a la compañía a revelar su algoritmo secreto que determina los anunciantes que aparecen en cada búsqueda y los costes por clic asociados. La fuente de ingresos principal queda expuesta al riesgo.

La fiscalía general del estado norteamericano de Texas está llevando a cabo esta investigación sobre prácticas de monopolio contra Google por “manipulación o alteración manual” de las búsquedas de los usuarios. Para poder determinar en qué grado se está incumpliendo la legislación, la fiscalía ha pedido a la empresa diversos documentos, entre ellos que revele el algoritmo que calcula las tasas de publicidad de Google AdWords.

Google AdWords (y la cara opuesta, Google AdSense), el mecanismo de publicidad en búsquedas y en páginas externas, funciona a través de un sistema automatizado que determina cuándo va a aparecer un anuncio en una página, en qué posición va a aparecer y cuánto le va a costar al anunciante cada vez que se haga clic en el anuncio.  Al igual que su algoritmo general, Google no comparte las claves de esta fórmula matemática, y tan solo permite a sus clientes tomar ciertas decisiones orientativas como el tipo de web en las que quiere que salga su anuncio, el coste aproximado que quiere pagar por clic o el gasto máximo diario.

Colaboración total con la investigación

La orden judicial, informa Bloomberg, es similar a una citación y obliga a la empresa demanda a poner la documentación exigida a disposición de la fiscalía y a sus directivos a estar disponibles para interrogatorios. Un portavoz de la compañía ha respondido a la agencia de forma genérica que seguirán trabajando para que prolifere la investigación.

En septiembre de 2010 un grupo de pequeñas empresas se unieron en una demanda colectiva de empresas como Foundem, CourceTool y my Triggers por la discriminación en los resultados de las búsquedas cuando se trata de competencia directa, una denuncia que más tarde se repitió en Europa. Entonces, la compañía denunció que su gran rival, Microsoft, se encontraba detrás de esta actuación.

A este respecto, los abogados del estado también han pedido a Google otros archivos, como la información almacenada de sus rivales directos, los buscadores Bing y Yahoo!

Los secretos de Google

El algoritmo de AdWords es solo una parte del gran secreto de Google, es decir, de todo ese entramado de fórmulas matemáticas que determinan quién está por encima de quién cuando un usuario realiza una búsqueda. O lo que es lo mismo, qué empresa o particular se beneficia del enorme flujo de tráfico que gestiona el buscador.

Su dominio en la mayoría de mercados le ha permitido arrastrar a una gran cantidad de anunciantes hacia su plataforma, que dejan un pequeño porcentaje de cada una de sus campañas a la empresa. El factor decisivo de la publicidad en Google es que no solo tiene espacio para grandes compañías, sino que además permite que pequeños anunciantes establezcan la suya a partir de 5 euros de suscripción y un pequeño gasto, una forma de ahorrar en campañas de marketing en redes sociales.

Dejar estas técnicas al descubierto podría dar un impulso a sus rivales, acusados de tratar de plagiar las fórmulas de Google. El último de ellos, la propia Microsoft, a la que se tendió una trampa para demostrar que Bing copia los resultados sin entenderlos.

Sobre el autor de este artículo

admin

Administrador Ticbeat- Pruebas y desarrollo
www.ticbeat.com