Tecnología

Jan Koum (WhatsApp): “El respeto por vuestra privacidad está dentro de nuestro ADN”

Facebook rechazó para un puesto de trabajo en 2009 a uno de los fundadores de WhatsApp
Escrito por Elías Notario

Jan Koum, CEO de WhatsApp, ha saltado a la palestra para aplacar las preocupaciones de aquellos que temen que la compra del servicio por parte de Facebook termine traduciéndose en un empeoramiento de la privacidad de los 465 millones de usuarios que tiene la plataforma

Desde que se hiciera público el acuerdo de compra de WhatsApp por parte de Facebook por 19.000 millones de dólares el flujo de rumores y especulaciones en torno al asunto no ha cesado. De esto último, especulaciones, ha habido especialmente, siendo una de las más repetidas la que dice que el movimiento terminará traduciéndose en un empeoramiento de la privacidad de los 465 millones de usuarios con los que cuenta la aplicación de mensajería instantánea, una preocupación que realmente muchos de ellos tienen y ahora Jan Koum, CEO de WhatsApp, ha intentado mitigar.

Lo ha hecho a través de un comunicado publicado en el blog oficial de la compañía bajo el título Vamos a dejar las cosas claras en el que arranca comentando que tras anunciar el acuerdo con Facebook se han sentido “verdaderamente honrados por la atención recibida” aunque “por desgracia, también se ha puesto en circulación mucha información poco cuidada o incorrecta sobre lo que el futuro acuerdo significaría para los datos y privacidad de los usuarios”. Y acto seguido pasa a lo interesante, a “dejar las cosas claras”.

Primero, para que entendamos “lo profundamente que valoro el principio de las comunicaciones privadas”, cuenta que creció en la URSS de los 80 por lo que ha vivido en sus carnes lo que es que terceros monitoricen sus comunicaciones, y después explica que “el respeto por vuestra privacidad está dentro de nuestro ADN, e hicimos WhatsApp con el propósito de saber de vosotros lo menos posible”, algo que deja claro que no va a cambiar y en lo que ahonda en el siguiente párrafo:

“Si llegar a un acuerdo con Facebook hubiese significado cambiar nuestros valores, no lo habríamos hecho. En cambio, estamos creando una alianza que nos va a permitir seguir trabajando de manera autónoma e independiente. Nuestras creencias y valores no cambian. Nuestros principios no van a cambiar. Todo lo que ha hecho de WhatsApp líder en comunicación personal está en su sitio. Cualquier especulación en un sentido contrario no tiene base alguna, es totalmente infundada. Se pretende crear un efecto falso, el de asustar a la gente diciendo que de pronto guardamos todo tipo de datos. Eso es falso, y es importante que lo sepas”

Koum, no es suficiente

Así que resumiendo Koum ha intentado aplacar las preocupaciones sobre las implicaciones negativas a nivel privacidad que podría tener el que Facebook pase a ser dueño y señor de WhatsApp reiterando que no piden ni guardan datos de los usuarios y que dicha filosofía no va a cambiar tras la compra porque seguirán trabajando de manera autónoma e independiente. Una estrategia que el CEO viene usando desde que anunciaron el acuerdo con los de la red social y la misma que a todas luces no es suficiente.

Y no lo es por varias razones y especialmente dos: una, porque cada poco alguien encuentra algún nuevo agujero de seguridad en WhatsApp mediante el que comprometer la privacidad de los usuarios (por ejemplo interceptando los mensajes y sustrayendo su contenido), de lo que se deduce que por mucho que su filosofía sea respetar la privacidad y prometan que la misma continuará inalterable, algo sí tiene que cambiar en WhatsApp; dos, porque por repetir algo muchas veces no se convierte en verdad y a no ser que firmen alguna cláusula concreta, nadie creerá jamás que Facebook no va a comerciar con la información de los usuarios de WhatsApp ni a encasquetarles publicidad.

Las probabilidades de que más tarde o más temprano esto último termine ocurriendo son altas ya que Facebook no es una ONG, es una empresa que como tal tiene por fin último hacer dinero y van a necesitar hacer mucho con la app de mensajería instantánea que nos ocupa para rentabilizar su compra. Y aunque no ocurra las preocupaciones en torno a la privacidad y WhatsApp continuarán porque como decíamos el servicio es un queso lleno de agujeros de seguridad, o el auténtico problema sobre el que muchos pensamos que Koum debería centrarse, incluida la gente de Facebook.

Sobre el autor de este artículo

Elías Notario

Redactor especializado en tecnología e Internet, ahora por @eldiarioes y @ticbeat. Cofundador de la tienda online de regalos desdegaiaconamor.com