Tecnología

Investigar a Google llevará su tiempo, dice la nueva comisaria de Competencia europea

googledrive
Escrito por Redacción TICbeat

La danesa Margrethe Vestager revisará las evaluaciones sobre la supuesta competencia desleal de la compañía realizadas durante el mandato de Almunia.

Un supuesto abuso de posición dominante en el mercado europeo por parte de Google es investigado desde 2010 por la Comisión Europea. Y parece que la cosa va para largo. Las primeras palabras públicas de la nueva comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, que sustituye al español Joaquín Almunia, desvelan que piensa tomarse su tiempo antes de dar nuevos pasos al respecto.

En el tiempo en el que su antecesor estuvo en el cargo, el gigante de Internet presentó tres propuestas con las que prometía cambiar la manera en la que presenta sus enlaces y los de sus competidores en sus resultados de búsqueda. Tras aceptar provisionalmente la última, Almunia dio marcha atrás poco antes de irse, cediendo ante las presiones de competidores de Google, editores y usuarios. Si no se alcanzaba un nuevo acuerdo, advirtió, el gigante de Internet podría enfrentarse a una multa de un 10% de sus ingresos globales. O, lo que es lo mismo, de 6.000 millones de dólares (más de 4.600 millones de euros).

Ahora, en declaraciones citadas por el Wall Street Journal, Vestager, antes ministra de Economía en su país, Dinamarca, ha reconocido que requerirá de un plazo significativo para investigar una cuestión que considera polifacética y compleja, y para entender a aquellos afectados directamente por las prácticas de Google.

Necesitaré algo de tiempo para decidir cuáles son los siguientes pasos”, ha dicho. “Google plantea una serie de cuestiones en cuanto al acceso al mercado que son de vital interés para multitud de actores, tanto grandes como pequeños, y que tienen un impacto significativo en los consumidores”, ha asegurado.

La CE tendrá “que ponerse límites”

La cuestión de Google en Europa es compleja, porque no solo atañe a cuestiones de supuesta competencia desleal, sino también a otras que se salen de las funciones de la comisaria, como el derecho a la privacidad de los usuarios.

En sus últimos días en el cargo, Almunia anunció que su rechazo final a la última propuesta se debía al hallazgo de nuevas evidencias acerca del impacto que la última propuesta de Google seguiría teniendo en la actividad de sus competidores. Además, anunció la posibilidad de la apertura de dos nuevas investigaciones: una sobre la supuesta posición preferente de su buscador en Android, el sistema operativo con mayor presencia en los smartphones europeos, que todavía no existe de forma oficial y otra acerca la posible desviación de tráfico web a servicios de Google que en realidad no son servicios de búsqueda, como YouTube. Antes de eso, el ex comisario había advertido de que aplazar el cierre de un acuerdo con la compañía conllevaría demasiada incertidumbre.

Su sucesora ha advertido de que “no todos los retos que afrontamos son solo de naturaleza económica, ni todos están relacionados con cuestiones de competencia”. ”Tendremos que ponernos límites a nosotros mismos en cuanto qué vamos a identificar como problemas de competencia”, ha apuntado.

Vestager ha querido aclarar que no se ceñirá a las conclusiones citadas en una evaluación preliminar realizada el pasado año al respecto, puesto que el sector se mueve rápido. “Tengo que estar segura de que todos los datos están actualizados para hacerlo bien”, ha señalado.

En 2010 un grupo de empresas, entre ellas Microsoft, denunció a Google por abuso de posición dominante en el mercado de los motores búsquedas europeo, en el que ocupa una cuota del 90%. La Comisión Europea abrió entonces una investigación para dilucidar si Google hace prevalecer su posición mediante la forma en la que muestra sus resultados de búsqueda. Ése, precisamente, habría sido el objeto de sus propuestas de acuerdo: modificar la presentación de sus resultados para mostrar los de sus competidores en condiciones más parecidas a los de sus propios servicios. Ninguna ha convencido a la CE todavía.

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.