Tecnología

Investigan a Tesla por ocultar información sobre un accidente mortal

tesla model x
Escrito por Lara Olmo

A la marca de vehículos eléctricos capitaneada por Elon Musk le siguen surgiendo problemas: a un nuevo accidente (y ya van tres) a causa del piloto automático se suma una investigación oficial por ocultar información sobre el siniestro mortal de mayo.

Ya van tres los siniestros causados, supuestamente, por la tecnología de piloto automático que incorporan algunos vehículos eléctricos de Tesla. Y este no es el único problema que afronta la marca de Elon Musk, ya que la agencia federal de los EE.UU. ha abierto una investigación por sospechar que habría ocultado información de uno de ellos, concretamente el que acabó con la vida del piloto.

El entusiasmo que despierta todo lo que rodea a Tesla hizo que, desde que lo incorporar a finales de 2015, el piloto automático se convirtiera en uno de los principales atractivos de sus coches eléctricos. Sin embargo, no hay que confundir las prestaciones de esta tecnología, más próxima a la de la conducción asistida, con las de la conducción autónoma.

Tesla niega que la suspensión del Model S sufra problemas de seguridad

Aún así muchos se ha confiado y acabamos de conocer, por boca de los propios pasajeros, que otro modelo de la marca acaba de tener un accidente. El vehículo circulaba a unas 60 millas por hora (cerca de 90km/h) en una zona limitada a 50 millas (75 km/h) y era el piloto automático el encargado de controlar el vehículo que quedó “completamente destrozado”, tal y como explican en este foro.

Este indicente se suma al que protagonizó hace unas semanas un Model X y al que se produjo en mayo pero que salió a la luz recientemente y cuyas consecuencias fatídicas, provocando la muerte del conductor.

Precisamente por este incidente el SEC (Securities and Exchange Comission), agencia estatal que vela por que se cumplan las leyes federales de Estados Unidos, ha abierto una investigación porque sospecha que Tesla podría haber ocultado información reveladora sobre el accidente. 

Tesla acelera 50.000 coches eléctricos hasta finales de año

El fabricante sí que comunicó el incidente a la National Highway Traffic Safety Administration, organismo encargado de velar por la seguridad vial, pero no compartió ningún detalle con el SEC.

Al parecer, poco días después del fatídico suceso -el 18 de mayo-  Tesla tenía prevista la venta de 1.800 millones en acciones. Una operación que probablemente se hubiera visto alterada si los inversores hubieran conocido lo ocurrido.

Tesla lo justifica alegando que no fue hasta ese 18 de mayo cuando pudo enviar a un perito a revisar el vehículo, ya que los daños que sufrió el vehículo fueron tan graves que no permitían “recopilar datos a distancia“, lo que explicaría la ausencia de información de cara a los inversores.

De momento la investigación se encuentra en un estado incipiente y se desconoce si finalmente desembocará en acciones legales contra la empresa de Elon Musk.

Vía | wsj.com

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.