Internet y la salud interactiva

PC_Sanidad

Internet ha supuesto una revolución en muchos ámbitos, entre los que últimamente destaca el de las relaciones sociales, para las que diferentes plataformas de social media han representado un cambio sustancial. Una de las consecuencias de esta modificación en las costumbres tiene que ver con el desarrollo de la salud interactiva, que se ve impulsada, asimismo, por la tecnología móvil y otras tendencias que están suponiendo un cambio radical en la calidad de la información sobre salud disponible en Internet, los efectos derivados en la relación entre profesional sanitario y paciente, la creación de comunidades online para que personas que están pasando por la misma experiencia puedan ayudarse mutuamente y la prestación online de servicios de salud basados en la información que se deriva de dichos grupos virtuales.

En concreto, las oportunidades que ofrecen los smartphones, que permiten un acceso global y ubicuo a Internet, se unen al desarrollo de proyectos orientados a proporcionar medios curativos y facilitar revisiones periódicas a las personas. En este sentido, un artículo de Eric Savitz, publicado en Forbes, comentaba su experiencia en las conferencias TEDx y señalaba la importancia y la capacidad de desarrollo de la salud interactiva. Para que esto fuera posible, Savitz apuntaba que se debe dar una colaboración entre ingenieros, médicos, inversores y gente de otros ámbitos, con el fin de llevar a cabo iniciativas sostenibles.

Si esta confluencia de esfuerzos y conocimiento tiene lugar se podrían generar, pongamos por caso, aplicaciones móviles para monitorizar la salud de las personas, sistemas que estarían accesibles desde cualquier sitio y en cualquier momento. Los usuarios o pacientes podrían recibir información personalizada adecuada a sus necesidades.

Comunicación médico paciente

Internet puede contribuir a facilitar la comunicación entre profesionales de la medicina y pacientes. La constitución de grupos especializados que ofrezcan un conocimiento fiable a los usuarios es otra de las mejoras que pueden tener lugar, mientras que la utilización de recursos atractivos para los pacientes, como videojuegos, ayudarían a comprometer a la gente con su salud.

Se trata de llevar el conocimiento y las herramientas necesarias a plataformas accesibles para todo el mundo y en cualquier momento. Sin descartar, claro está, la labor que ejercen actualmente los profesionales de la salud ni las ventajas de la comunicación humana.

La salud interactiva no es ciencia ficción. No en vano, existen ya diversos proyectos en marcha con una idea cercana a este concepto. Tanto el social media como los smartphones son herramientas en las que se está trabajando para apoyar a la medicina, de igual forma que otras iniciativas también se basan en las nuevas tecnologías para hacer posible el tratamiento a distancia de problemas como la depresión mayor.

Contenidos Relacionados

Top