Tecnología

Inteligencia artificial: revisando un concepto que se ha tergiversado

Inteligencia artificial: revisando un concepto que se ha tergiversado
Escrito por Lara Olmo

Mientras nos sigan vendiendo cualquier nuevo producto o servicio como inteligencia artificial y haya quien sólo piense en ella como los robots humanoides de las películas, el concepto va a seguir sin estar claro. Aquí tratamos de despejar dudas.

El término inteligencia artificial ha pasado en poco tiempo de protagonizar un sinfín de películas de ciencia ficción a ser el paradigma que revolucionará la industria y nuestro estilo de vida. Esta tecnología lo impregna todo, o al menos eso parece, ya que es rara la innovación que no tiene alguna relación con ella.

Pero esta aparente omnipresencia y el entusiasmo generado entorno a ella está provocando que el término se tergiverse, y nos “vendan” como inteligencia artificial algo que no siempre lo es, o a la inversa, que estemos interactuando con ella sin que lo sepamos.

Para esclarecer el término y resolver dudas, la primera opción que tenemos es recurrir al diccionario de la RAE. Éste define la inteligencia artificial como “la disciplina científica que se ocupa de crear programas informáticos que ejecutan operaciones comparables a las que realiza la mente humana, como el aprendizaje o el razonamiento lógico”.

Wikipedia por su parte se refiere a ella como “la inteligencia exhibida por máquinas“; es decir, cuando éstas es comportan como agentes racionales que perciben su entorno y llevan cabo acciones que maximizan sus posibilidades de éxito en algún objetivo o tarea.

Definiciones como esta ayudan a que algunos asocien esta tecnología con los robots, y cuando les pregunten por uno, les venga a la mente la figura de un androide capaz de realizar tareas como lo haría un ser humano (de ahí viene el temor a que nos quiten el puesto de trabajo).

Pero este concepto es muy limitado: los coches autónomos, los asistentes del hogar o incluso Cortana son robots. La inteligencia artificial tiene muchas aplicaciones y diversas formas.

Aunque no todas las voces expertas en esta tecnología se ponen de acuerdo. Por ejemplo, desde IBM Watson opinan que para que una tecnología pueda considerarse inteligencia artificial no basta con que responda a preguntas sencillas o prediga hechos a partir de ciertos patrones. Para que sea tal, hay que exigirle que aprenda progresivamente (machine learning), que razone con un propósito y sea capaz de interaccionar con los humanos.

Por qué los robots tienen que aprender a desobedecer

Atendiendo a esta definición, muchos servicios con inteligencia artificial, en realidad no lo serían: como las aplicaciones que predicen si un ex-toxicómano puede volver a recaer, la funcionalidad de Facebook para identificar comportamientos suicidas o el sistema de Amazon para sugerir productos relacionados.

El problema está cuando el concepto se simplifica: no existe una única forma de inteligencia artificial ni por supuesto tiene por qué tomar la forma de robot-humanoide. Como ocurre con otras tecnologías, esta adopta distintos niveles de complejidad, y por tanto a veces será revolucionaria pero otras no, ya que hay servicios (como Siri) que llevan tiempo entre nosotros.

¿Y tú qué opinas?, ¿cómo explicarías la inteligencia artificial?

Vía | Futurism

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.

  • Marco Antonio Arana

    Otro gran error es creer que la Inteligencia Artificial busca imitar el cerebro humano, o imitar la inteligencia humana, la inteligencia humana es una y la inteligencia artificial es otro tipo de inteligencia.Si la Inteligencia Artificial buscara imitar la humana tendria que empezar a ser orgánica y no inorgánica como lo es.Soy desarrollador de Software y ya estoy empezando a utilizar las herramientas que proporciona Microsoft y Google para crear soluciones de Inteligencia Artificial, lo que busco al crear una aplicación es que logre dar solucion a un tipo especifico de situaciones en las que si un ser humano lo tuviera que hacer, tendría que aplicar la inteligencia.Lo interesante y trascendental es que la maquina hace lo mismo pero de otra forma,con mas precisión, mucho mas rápido y no se cansa, Llega al mismo fin mas rapido. !!! Es como una carrera entre un automóvil Formula Uno y una tortuga, al final la tortuga habra llegado a la meta, pero cuando llegue, el automóvil Formula Uno habrá estado allí desde hace mucho tiempo. Aunque hoy en dia podemos ver robots como Smarthbird o Robotfish que respectivamente vuelan de forma idéntica a un ave o nadan de forma identica a un pez, A principios del siglo XX, en plena revolución industrial, cuando el hombre logro crear maquinas que realmente volaran y se sumergieran en los mares y que fueran mucho mas rápidas que cualquier especie de la naturaleza no lo hizo precisamente con el fin de imitar a la naturaleza sino de dar soluciones a situaciones de desplazamiento humano, y lo logro !!. Cada vez que implemento una solución empresarial a partir de software que a su vez se hace mas inteligente, no puedo dejar de sentir un remordimiento y una tristeza al darme cuenta que esa solución automática e inteligente quita horas de trabajo al personal humano y por lo tanto reduce sus salarios, o lo que es peor, Quita puestos de trabajo humano, y los únicos ganadores son los dueños del capital de inversión. Muchos perdedores y pocos ganadores, la inteligencia artificial habrá de conducirnos a una gran transformación política y económica a mediano plazo.