Tecnología

Intel ‘vs’ AMD: la histórica batalla por el reinado de los procesadores

AMD vs Intel: la guerra de los procesadores

La historia de la informática moderna está plagada de disputadas batallas entre dos competidores que aspiran a liderar un mercado, cosechando fans y detractores a partes iguales.

Es el caso de Microsoft y Apple en el terreno de los sistemas operativos de escritorio, de Android e iOS en el ámbito móvil, de SONY contra Microsoft en videoconsolas o de Oracle y Salesforce en el software empresarial. Y, en el lucrativo negocio de los procesadores, los dos contendientes son bien conocidos por todos nosotros: Intel contra AMD.

La voz cantante la lleva, prácticamente desde el inicio de los tiempos de esta industria, Intel. La compañía norteamericana fue pionera a la hora de fabricar procesadores y microprocesadores, dedicándose a esta actividad desde 1968 y lanzando a la venta su primer microchip en 1971, el Intel 4004. En el otro lado encontramos a AMD, fundada apenas un año más tarde que Intel, y que siempre ha vivido a la sombra de su rival, con cuotas de mercado que se han llegado a mover en el entorno del 80-20% en ventas para cada uno de ellos, según las cifras que manejan los principales analistas.

A pesar de que ambas firmas nacieron a finales de la década de los 60, su popularidad llegó en los 90, en paralelo a la democratización de la informática personal. En esos tiempos, Intel lanzó su serie Pentium, una marca con la que logró ganarse el corazón de millones de ordenadores en todo el mundo y que gozó de distintas variantes y evoluciones hasta la fecha de hoy. Eso sí, hace ya años que Pentium no es la referencia de innovación de Intel, sino que ha quedado relegada a un nicho de mercado más orientado al precio y con un rendimiento medio-bajo; en clara competencia de los chips de AMD.

amd_carrizo_soc_ddr4_2015

Y es que, AMD siempre ha tratado de restar protagonismo a Intel a base de ofrecer un rendimiento similar pero a un coste sensiblemente inferior. Así, mientras los Pentium se afianzaban, AMD contraatacaba con su gama K5 y, posteriormente, con la serie Athlon, que sigue existiendo en la actualidad. Y, al igual que en el caso de Intel, AMD también ha reorientado estos chips antaño referentes y punta de lanza de su tecnología a un escalón inferior de prestaciones y precio.

Procesadores Intel Xeon 7 v4, mayor rendimiento y memoria para analizar datos en tiempo real

En la actualidad, ambas firmas siguen compitiendo, ya no tanto en rendimiento sino en eficiencia energética y precio. Por ello, Intel cuenta con su serie Core, segmentada a su vez por rangos de potencia en Core i3, Core i5 y Core i7. A su vez, AMD impulsó su gama Phenom II, que conviven con sus chips de última generación AMD FX. Ambas, además, se han visto desplazadas en gran modo del negocio móvil (copado por otros fabricantes como Samsung) y están haciendo progresos para trasladar el epicentro de sus negocios del decante mercado de PC a los más pujantes de los servidores o los dispositivos conectados que conformarán el futuro Internet de las Cosas.

AMD se adelantó en los procesadores de doble núcleo

El momento en que más disputada estuvo esta guerra fue con la llegada de los procesadores de doble núcleo. Y es que, pese a que Intel suele ser el que más recursos dedica a innovación (siendo pioneros, por ejemplo, en la fabricación de chips de 14 nanómetros de tamaño), en este caso fue AMD la que dio la sorpresa y lanzó el primer chip con dos núcleos de ejecución en el mismo procesador. Fue en 2003, cuando llegó al mercado el popular AMD Athlon 64 X2. 

despidos intel

¿Y por qué Intel perdió esta batalla? La respuesta radica en que esta histórica compañía había apostada sus cartas a otro caballo: la tecnología HyperThreading (HT), lanzada un año antes que el chip de dos núcleos de AMD, y que consistía principalmente en simular dos procesadores lógicos dentro de un único procesador físico. De esta forma se pueden aprovechar mejor las unidades de cálculo manteniéndolas ocupadas durante un porcentaje mayor de tiempo, sin necesidad de colocar más de un núcleo físico de procesamiento en el chip.

Los nuevos procesadores sólo recibirán soporte para Windows 10

Cierto es que Intel contraatacó inmediatamente en 2003 a AMD con un procesador, llamado Pentium D, que incorporaba dos núcleos Pentium 4 en el mismo chip, pero técnicamente no era un procesador de doble núcleo ya que funcionaban de forma completamente independientes y comunicados a través del bus. Tres años tardó Intel en reaccionar realmente a esta nueva tecnología, hasta que en 2006 lanzó a la venta su primera gama de procesadores de doble núcleo, los conocidos como Core 2 (posteriormente renombrados como Core 2 Duo o Core 2 Extreme).

Sin embargo, el retraso a la hora de entrar en este mercado no penalizó en exceso a Intel, que pronto recuperó de nuevo el pulso y afianzó sus procesadores de doble núcleo por encima de los de AMD. Hasta tal punto se puso las pilas Intel que esta empresa fue, posteriormente, la primera en lanzar un chip de cuatro núcleos, el Core 2 Quad, en 2007, aunque de nuevo técnicamente no era más que “pegar” dos Core 2 entre sí.

A la caza de las tarjetas gráficas

Y si parece que Intel está arrasando con AMD en todos los mercados, eso deja de ser cierto cuando abandonamos el segmento de los procesadores y nos centramos en otro de los chips fundamentales para que funcione cualquier equipo informático: la tarjeta gráfica, En ese sentido, tanto Intel como AMD cuentan con placas donde integran las capacidades gráficas junto al procesador, ahorrando así en costes, espacio y energía.

Xbox One Slim

Sin embargo, en el caso de AMD también cuenta con un muy interesante negocio de tarjetas gráficas dedicadas, a raíz de la compra de ATI (de nuevo, uno de los dos contendientes clásicos de esta industria, junto a Nvidia). De hecho, en este mercado AMD cuenta con una relevante posición, siendo incluso el suministrador de los chips gráficos que montan las principales videoconsolas del mundo: la PlayStation4 y la XBOX One.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.

  • David Yussef Guerrero Yustis

    Todo mal pero bueno.