Intel vende productos capados para cobrar por actualización

La práctica aún está en fase de pruebas, pero quien quiera ser conejillo de indias puede participar. Intel está vendiendo uno de sus chips más baratos con la potencia limitada para después cobrar 50 dólares por una actualización de software que libera toda su potencia.

La compañía ha puesto en marcha un programa piloto en Canadá y Estados Unidos para el que pide la colaboración de fabricantes y distribuidores. Según este plan, su procesador Pentium G6951 será vendido con un bloqueo mediante software a su rendimiento completo, que para ser eliminado requiere descargar un software que cuesta 50 dólares más. Es decir, el procesador no dará el 100% hasta que el comprador pague 50 dólares más.

Una prueba realizada ha dado como resultado que el contenido capado corresponde a 1Mb de memoria caché L3 que activa el HyperThreading, la técnica patentada de Intel que permite simular dos procesadores en tan solo uno.

El DLC es común en los videojuegos

El download content (DLC) o contenido descargable de pago está siendo explotada con éxito en el sector de los videojuegos desde la introducción de las consolas de alta definición, que incluyen disco duro.  Han establecido un sistema de micropagos que permite desbloquear contenido adicional que está desde el inicio programado en el DVD o que se descarga a posteriori.

Son partes prescindibles que no impiden un disfrute del videojuego, pero que marcan la diferencia entre usuarios. Desde trajes y texturas alternativas a mapas y pantallas.

CPU para una venta flexible

Intel ha justificado este producto por la “flexibilidad sin precedentes” que otorga al vendedor . “Vendedor, ahora puedes configurar el rendimiento de la CPU en tu tienda y aumentar así tus márgenes”, dicen desde su web incitando a los distribuidores a que se sumen al programa piloto. Argumentan que, de este modo, duplican la oferta de chips con un solo producto, de modo que cada usuario pueda escoger con cuál se queda.

Las implicaciones de este movimiento tienen costes, y no sólo para el consumidor. Desde el punto de vista económico, Intel tendrá que vender su chip a un precio determinado por su curva de costes, de modo que el precio de venta sin expansión será el mínimo marcado por su previsión microeconómica (el coste de fabricar y distribuir no aumenta con una expansión de software de forma perceptible). Por tanto, el producto llega encarecido de forma injustificada. Además, el gasto ecológico ya está efectuado, por lo que se obliga a determinados usuarios a subutilizar un producto con un alto coste ecológico de fabricación.

Intel sabe hacer tecnologías muy rápidas. ¿Por qué va a querer pagar un usuario por un producto completo que sólo puede utilizar a bajo rendimiento?

Etiquetas

Contenidos Relacionados

Top