Tecnología

Intel registró pérdidas de un 9,6% en 2016

despidos intel
Escrito por Lara Olmo

Los resultados financieros de Intel relativos al ejercicio de 2016 y del último trimestre del año reflejan que su reestructuración le está saliendo cara, pues en ambos casos registra pérdidas.

Intel ha presentado los resultados financieros globales de 2106 así como del último trimestre del año, y en ambos casos se desprende que la transición que está atravesando la compañía para pasar de un negocio fundamentado en el hardware hacia el cloud computing y el Internet de las Cosas, pasa factura.

Aunque Intel facturó 59.387 millones de dólares, un 7,2 % que en 2015, tuvo un beneficio neto de 10.316  millones de dólares, un 9,6 % menos que el ejercicio anterior.

Atendiendo a los resultados del último trimestre, Intel ganó 3.562 millones de dólares, un 1,4 % menos que en el mismo periodo del año anterior.

Esto se debe en gran medida a las fuertes inversiones que ha realizado en el último año para incoporar tecnología puntera y de la que carecía o tenía menos desarrollo.

Aún así la corporación hace hincapié en que sus nuevos nichos de actividad, sobre todos los correspondientes al Client Computing, Data Center e Internet de las Cosas van poco a poco hacia arriba. En todos ellos Intel registra cifras positivas respecto a 2015.

Los ingresos de Client Computing de todo 2106 fueron de 32.900 millones de dólares, un 2% más que en 2015; los de su división de Data Center alcanzaron los 17.200 millones de dólares, un 8% más; y su negocio de Internet de las Cosas logró ingresos por valor de 2.600 millones de dólares, lo que supone un 1% más que en 2015.

La tendencia alcista se repite en los resultado logrados en el cuarto trimestre de 2016.

2016 ha ido año de transformación y profunda reestructuración para Intel. Por un lado vendió su división de seguridad, Intel Security (la antigua McAfee) y ha ido adquiriendo empresas (sobre todo startups) cuya tecnología quería incorporar a su portafolio, como el deep learning, la robótica o el diseño de nanotecnología.

Todo ello ha supuesto fuertes inversiones que se han reflejado en los resultados financieros de 2016, pero que la compañía espera que les sirva para crecer en el futuro.

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.