Tecnología

Intel pierde el liderazgo de la industria de semiconductores que ostentaba ¡desde 1992!

colapso-eléctrico-de-los-chips-informáticos-en-2040

La escasez de suministros dispara el precio de las unidades de memoria en 2017. Eso a su vez, lleva a récords históricos a los proveedores de esta clase de semiconductores. Y, de paso, hace que Samsung se eleve a la primera plaza de esta particular competición.

Extraordinario curso el vivido por la industria de semiconductores a escala mundial. Y es que, durante el ya pasado 2017, este particular mercado experimentó un crecimiento de su facturación del 22,2% interanual, hasta sumar 419.700 millones de dólares en ingresos. Son datos de Gartner que revelan la buena salud de este segmento de negocio, motivado principalmente por el impulso fuera de lo normal de los chips de memoria.

Así pues, ese subsector se disparó el año que acabamos de cerrar en nada menos que un 64%, lo que permite que los chips de memoria supongan ya el 31% del total de esta industria. O, lo que es lo mismo, que se convierta en la categoría de semiconductores principal en nuestros días. ¿La razón? La escasez de suministros, que hace que tanto las unidades flash NAND (17% más) como DRAM (44% más) se encarezcan con fuerza. De hecho, en el caso de las primeras, se trata de la única ocasión en la historia en que han visto crecer sus costes.

Esta paradójica situación trae consigo otro hito histórico nada desdeñable: Samsung se ha convertido en líder de la industria de los semiconductores por ingresos, con una facturación de 61.215 millones de dólares y una cuota de mercado del 14,6%. Supone crecer, en apenas un año, nada menos que ¡un 52,6%!.

Esta subida sin parangón relega al tradicional comandante de este sector, Intel, a la segunda plaza… por primera vez desde 1992. Aunque pueda doler en el orgullo corporativo esta suerte de derrota, lo cierto es que los números son también muy positivos para la multinacional: sus ingresos crecen un 6,7% respecto al año anterior, principalmente gracias al buen rendimiento de los proveedores de comunicaciones y servicios cloud (6%), que compensan el lento devenir de su división para PC (1,9% más). ¿Facturación total? Nada menos que 57.712 millones de dólares durante 2017.

Por debajo encontramos la constatación de este extraordinario ascenso de las memorias dentro del mercado de los semiconductores: SK Hynix y Micron Technology se aúpan a la tercera y cuarta plaza del ranking, con ascensos del 79% y el 78,1% en tan solo un año, respectivamente. También vemos otra prueba de este fenómeno en la novena posición, ocupada por Western Digital, que en 2016 ni entraba entre las 10 compañías más relevantes pero que se ha ganado el puesto por derecho propio tras crecer un 120,2%.

Todos ellos son datos de la firma de análisis Gartner, cuyos expertos indican que esta situación anómala podría pronto dejar paso a un escenario más estable, con la vuelta de Intel al liderazgo: “Los precios de las memorias se debilitarán en 2018, inicialmente en el caso de las flash NAND y luego las DRAM en 2019 a medida que China aumente su capacidad de producción”.

Por debajo, pocas sorpresas a esperas de que culmine (o no) la ‘megaadquisición’ de este sector, la que involucra a Qualcomm y NXP y, posteriormente, a Broadcom con la propia Qualcomm. La facturación combinada de estas tres compañías asciende en 2017 a 41.200 millones de dólares, una cifra mayúscula solo superada por Samsung e Intel y que, en circunstancias normales, le serviría para competir por el liderazgo con Intel.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.