Tecnología

6 de cada 10 personas del mundo no pueden permitirse la conexión a Internet

El 58 % de la población mundial no puede permitirse una conexión a internet

La Fundación Mozilla ha publicado el “Informe de Salud de Internet”, en el que destaca que un 58% de la población mundial no puede permitirse la conexión a la red.

¿Qué es saludable y qué es dañino para los usuarios en torno a la conexión a Internet? ¿Cuál es el futuro de la red? Con objetivo de comenzar un debate con los internautas, la Fundación Mozilla ha publicado su “Informe de Salud de Internet”, en forma de proyecto de código abierto, tal y como explica Mark Surman, director ejecutivo de la Fundación.

Según revelan en el blog oficial de Mozilla, en el año 2020 existirán 5.000 millones de usuarios de Internet y unos 20.800 millones de dispositivos conectados en todo el planeta, favorecidos sin duda por el amplio empuje del Internet de las Cosas, que ha aumentado su gasto en un 17,9% en 2016, según IDC.

El mapa de los países con peor conexión a Internet

Si atendemos a la situación actual, la gente que tiene presencia online y conexión a la red es todavía minoría, ya que un 58% de la población mundial no puede permitirse estar conectado a Internet, mientras que 4 de cada 10 personas sí tienen esta posibilidad.

Por otra parte, el inglés es el idioma que reina en la red, ya que un 52 % de las páginas web están redactadas en esta lengua, a pesar de que únicamente una cuarta parte del planeta sabe comunicarse en este idioma.

Además, cabe destacar datos positivos como la existencia en la actualidad de más de 1.000 millones de obras online dotadas con licencia Creative Commons. En cuanto a determinados puntos negativos, destaca en Europa la pervivencia de obsoletas leyes de derechos de autor que hacen que compartir selfies realizados frente a ciertos lugares públicos, como la Torre Eiffel, sea técnicamente ilegal.

¿Cómo viviremos dentro de la red?

Mozilla divide su informe en cinco cuestiones principales: descentralización, innovación y código abierto, privacidad y seguridad en línea, inclusión digital y alfabetización web. El propósito básico de la fundación es afectar de manera positiva sobre la salud de Internet, para alimentar el movimiento y rechazar malas prácticas valiéndose del crowdsourcing y la inteligencia colectiva.

Podemos construir nuevas partes y enseñar a la gente a sacar el máximo provecho de lo que hay en Internet. Podemos señalar lo que está mal y mejorarlo”, explica el Director Ejecutivo de la Fundación Mozilla. “Si realizamos este tipo de labores juntos, creo que podremos expandir el movimiento para mantener Internet lo más saludable posible en el futuro”, añade.

Puedes consultar el informe completo sobre la salud de Internet  en el siguiente enlace.

Vía | Mozilla

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.