Tecnología

Information really matters: tecnología para un nuevo concepto de información

En los últimos años los departamentos de sistemas y el CIO a su cabeza han dedicado cada vez más recursos a la adquisición, implantación y operación de la tecnología y menos a la que es realmente su tarea fundamental la gestión de la información y su impacto en la organización.

Lo urgente ha desplazado a lo importante en la agenda del CIO y en el binomio “Tecnologías de la información” la operación de las primeras había hecho perder foco en la segunda conduciendo a una curiosa situación, en un entorno en el que la información es más crítica que nunca para el negocio (redes sociales, movilidad, Business Intelligence, etc.) el CIO pierde peso en la organización y otros departamentos comienzan a liderar funciones asociadas a la gestión de los flujos de información.

El autor de este artículo es Jaime García Cantero – @jaimegcantero– que es analista independiente y cuenta con más de 10 años de experiencia en reconocidas firmas de análisis y asesoría, como IDC en donde desempeñó la labor de Director de análisis o McKinsey en donde fue consultor.

Por eso los departamentos de TI se enfrentan hoy a retos fundamentales que tiene que ver con la transformación del propio concepto de información, hoy la información está en todas partes, se mueve y se comparte y para adaptarse a esta nueva realidad informacional las organizaciones apuestan por la movilidad, el cloud y por supuesto la virtualización que permite separar la información de la plataforma física y lógica que la aloja.

La información está en todas partes: movilidad

En 2011 por primera vez en la historia se superaron los 2.000 millones de internautas en el mundo pero también por primera vez más de la mitad de ellos accedieron desde un dispositivo que no era un PC (IDC, 2011) .La conexión a Internet desde dispositivos móviles está creciendo rápidamente transformando profundamente la experiencia del usuario en Internet. Este imparable crecimiento se basa en tres ejes

• La proliferación de dispositivos móviles (smartphones, tabletas, netbooks, reproductores multimedia y consolas de videojuego portátiles) con conexión a la red (mobile and personal media).En 2011 se vendieron en el mundo 330 millones de smartphones y 42 millones de tabletas (IDC, 2011).
• La extensión de la infraestructura de acceso, principalmente el crecimiento de la cobertura 3G (y la llegada de tarifas planas de acceso móvil a precios competitivos) pero también el de redes Wifi y Wimax
• El espectacular desarrollo de contenidos y aplicaciones para estos dispositivos. En el año 2011 se descargaron en todo el mundo 25,000 millones de aplicaciones móviles con un volumen de negocio de 12,000 millones de dólares frente a los 5,000 que supuso en 2010 (IDC, 2011). Este crecimiento es motivado por una enorme oferta de aplicaciones de todo tipo, Apple App Store ofrecía 750.000 distintas en 2011 y Google’s Android Market unas 550.000. Este crecimiento podría acelerarse aún más con nuevos estándares de navegación y aplicaciones en la nube ( es decir accesibles en red pero sin contenido residente en el dispositivo) que permitirían el desarrollo de contenidos independiente del sistema operativo del dispositivo (McKinsey, 2011)

La información es un servicio: Cloud Computing

Para completar este entorno en el que como hemos visto la información se genera y es accedida desde cualquier parte es importante entender otra tendencia que justifica que además es almacenada y gestionada en cualquier parte. El cloud computing parece hoy una tendencia imparable que va mucho más allá de la tecnología que lo posibilita. La información es un flujo (Castells, 2001) a optimizar y no un activo a almacenar, la cuestión no es cuanta información tengo sino cuanta soy capaz de tener. La información en este nuevo entorno es generada, accedida, almacenada y gestionada en cualquier lugar por lo que es “location agnostic”.

La información es independiente de su soporte: Virtualización

Ante los dos retos anteriores las organizaciones deben ser capaces de garantizar que sus arquitecturas de gestión de información garantizan el acceso óptimo a la misma independientemente no sólo del lugar donde se encuentra sino de la plataforma física (hardware) y lógica (software) que la alberga.

La primera parte de esta independencia es la virtualización del hardware que se ha convertido hoy en prácticamente un estándar de facto en el mundo de los servidores ya que más del 70% de las organizaciones prefieren hoy desplegar servidores virtuales y si hace pocos años había que justificar por qué virtualizar hoy hay que justificar por qué no, pues la tendencia hacia la virtualización es indiscutible. En el ámbito del almacenamiento el avance no ha sido tan rápido, pero las búsquedas de eficiencia que la actual situación económica impone está acelerando su adopción.

La asignatura pendiente sigue siendo la virtualización del dato que garantice la independencia de este de la capa software, pero será sin duda una de las tendencias en el medio plazo .

Sobre el autor de este artículo

Jaime García Cantero

Es analista independiente y cuenta con más de 10 años de experiencia en reconocidas firmas de análisis y asesoría, como IDC en donde desempeñó la labor de Director de análisis o McKinsey en donde fue consultor.