Impresión 3D

El nuevo Fab Lab de IED en Madrid: una fábrica de lo que (aún) no existe

El nuevo Fab Lab de IED en Madrid: una fábrica de lo que (aún) no existe
Escrito por Manuela Astasio

El Istituto Europeo di Design está detrás de un nuevo espacio en la zona de Oporto equipado con maquinaria para fabricar prototipos operativos tanto en 2D como en 3D.

El IED (Istituto Europeo di Design) ha abierto en Madrid un nuevo Fab Lab, que pertenece a la red del MIT (Masachussets Institute of Technology) y que busca cubrir la brecha que actualmente existe entre los nuevos procesos de fabricación y los tradicionales. Un taller con coworking situado al sur de la ciudad, en el que “cualquier persona con una idea en la cabeza” pueda crearla gracias a sus impresoras 3D y sus láseres de corte industrial. TICbeat ha hablado con Daniel García, FabLab Manager de IED Madrid, sobre sus realidades y posibilidades.

El nuevo Fab Lab de IED en Madrid: una fábrica de lo que (aún) no existe

“Nuestro lema es ‘la fábrica de lo que no existe’”, nos cuenta García, quien asegura que “dentro del Fab Lab se puede crear casi cualquier cosa”. Para muestra, algunos botones: prótesis personalizadas a través de escaneados 3D de partes del cuerpo, guitarras eléctricas o casas energéticamente eficientes. Son solo algunos ejemplos de lo que puede crearse en Fab Lab, una red que cuenta ya con otros 16 centros en España. “Todos comparten los mismos protocolos, pero al mismo tiempo cada uno mantiene su identidad diferenciada”. Este de Madrid, explica, se enfoca hacia un único espacio en el que los emprendedores (sean o no estudiantes del IED) y las pequeñas empresas puedan ejecutar el desarrollo integral de sus proyectos, desde la idea hasta un prototipo plenamente operativo.

De ahí la ventaja fundamental de este espacio, señalada por García: que la labor de diseño y fabricación pueden “tener lugar simultáneamente en tiempo”. “Es decir, cada avance o cambio en el diseño se puede fabricar y así testearlo, de modo que cuando se llega al diseño final es plenamente operativo y eficiente”, describe.

El nuevo Fab Lab de IED en Madrid: una fábrica de lo que (aún) no existeEn Fab Lab se trabaja con tres técnicas, que García enumera. Por un lado, el trabajo por adición mediante impresión 3D, donde, explica, “del vacío se comienza a añadir material capa a capa hasta conseguir el objeto que queremos”. Por otro, la sustracción mediante fresado en 3D y 2D, que define como “el proceso contrario a la impresión”, en el que “partiendo de un lleno vamos eliminando material. Y por último el corte láser, en el que siempre se trabaja en dos dimensiones, pero de modo “muy rápido y versátil”.

Quienes elaboren sus prototipos mediante estas herramientas accederán a la posibilidad de “conseguir financiación, vender su producto o llevarlo a industria o centros de producción donde puedan hacer tiradas más largas a un menor coste”, señala.

Respecto a esto último, no obstante, García remarca que las fábricas tradicionales y los lugares como el Fab Lab no solo son dos cosas diferentes, sino que, además, “deben seguir siéndolo”. “Una fábrica es un centro de producción donde se pueden fabricar un gran número de productos iguales a un precio muy bajo. Sin embargo hacer un único objeto o prototipo en la industria es muy caro”, ha recordado.

Un Fab Lab pretende ser “precisamente lo contrario”. Con la fabricación digital, continúa García, “el precio de hacer 100 objetos iguales o 100 objetos distintos es prácticamente el mismo, lo que facilita la labor de desarrollo de producto y prototipado donde hay que hacer constantes variaciones sobre el prototipo hasta llegar al modelo final”. Es por ello que permite acceder a la fabricación a personas que antes no podían, al tiempo que reduce en gran medida el precio del desarrollo.

Las impresoras 3D empiezan a bajar de precio y el vencimiento de patentes incluso facilita que aquellos que así lo deseen se fabriquen su propia maquinaria. Pero, como señala García, “para poder aprovechar las posibilidades de la fabricación digital necesitas tener cierto dominio de las herramientas de diseño digital y es aquí donde se produce el freno de mucha gente, que ve el potencial de la fabricación digital pero que se siente sin conocimientos para poder acceder a ella”. Por eso para Fab Lab es una prioridad “integrar todas las fases del diseño dentro del mismo proceso”.

El nuevo Fab Lab de IED en Madrid: una fábrica de lo que (aún) no existe

FAB LAB IED MADRID se encuentra en la avenida de Pedro Díez, 3 (metro: Oporto).

Fotos cortesía de IED.

Sobre el autor de este artículo

Manuela Astasio

Soy una periodista especializada en nada, que ha pasado por Deportes, Agroalimentación, Cultura y por la delegación de Efe en México DF. Ahora me toca hablar de nuevas tecnologías y redes sociales, cosa que hago con mucho gusto y un poco de cinismo.