Tecnología

Importante paso para la protección de la privacidad en EEUU

Privacidad monitorización botón carta de derechosEl Gobierno estadounidense quiere crear una legislación junto al Congreso que permita proteger la privacidad en línea de los usuarios. Al mismo tiempo, varias compañías se van a comprometer a utilizar tecnologías que no monitoricen la actividad de los usuarios mediante los navegadores.

A principios de semana, Microsoft acusó a Google de saltarse la privacidad establecida en Internet Explorer por defecto, algo que la compañía también hizo con Safari, el navegador de Apple.

Sin embargo, ahora se ha sabido que el buscador está trabajando con otras compañías tecnológicas, como Yahoo!, la propia Microsoft o AOL, para crear un botón de no-monitorización que aparecería en la mayoría de navegadores.

No obstante, este botón no solucionaría todas las invasiones de privacidad que tienen lugar en la Red. Según explican en The Wall Street Journal, estas empresas únicamente se han comprometido a dejar de utilizar los hábitos y la información de la navegación para personalizar la publicidad. Por lo tanto, pueden seguir siendo usados con fines como investigaciones de mercado o desarrollo de productos.

El Gobierno estadounidense ha tratado de conseguir algo similar desde hace bastante tiempo, aunque navegadores como Firefox e Internet Explorer ya incluyen la opción. El problema estaba en que las compañías que monitorizan el comportamiento de los usuarios deben aceptar el uso de la tecnología para que sea efectiva. No obstante, ahora más de 400 compañías han formado una coalición y se han comprometido a implantarlo a lo largo de los próximos nueve meses.

Protección de los usuarios

Por otro lado, la Casa Blanca va a publicar una Carta de Derechos de privacidad de los consumidores con el objetivo de dar a los usuarios más control sobre la información que es recogida, cómo se utiliza y comparte e, incluso, cómo evitar que se recoja con un fin y más tarde sea utilizada con otro.

Así, según las previsiones, recogidas por Cnet, los consumidores “tienen derecho a ejercer control sobre qué datos personales recogen las compañías de ellos y cómo los utilizan” mediante mecanismos sencillos de utilizar y fácilmente accesibles.

El segundo punto de estas previsiones es la transparencia, por la que las empresas “deberían proporcionar descripciones claras” sobre qué datos personales recogen, por qué los necesitan, cómo los utilizarán, cuándo serán eliminados y si los compartirán con terceros (y por qué motivo lo harán). En este sentido, las compañías deberán respetar el contexto y utilizar la información únicamente para el fin con el que se almacenó, a menos que se les solicite legalmente que incumplan este punto.

La seguridad con la que se almacenan los datos privados también está contemplada. Así, las empresas deberán encargarse de “mantener garantías razonables para controlar riesgos como pérdidas, acceso, uso, destrucción o modificación no autorizada y revelaciones erróneas”.

Los usuarios también tendrán derecho a acceder a la información “en formatos usables” de una forma “apropiada a lo delicado de los datos y al riesgo de que haya consecuencias adversas para los consumidores” en el caso de que no sean correctos. Las compañías tendrán que proporcionar, por lo tanto, formas de corregirl, eliminar o limitar el uso de esta información.

Asimismo, los consumidores tienen derecho a que haya unos límites razonables a la información que recogen y almacenan las empresas, que tendrán que deshacerse de los datos de forma segura una vez que no los necesiten y que podrán ser hechas responsables de no cumplir con estos principios.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.