Tecnología

La importancia de microdatos y microformatos en SEO

SEOSeguramente muchos hayáis oído sobre la importancia de los microformatos o microdatos en SEO, pero no lo tengáis muy claro, al igual que yo cuando empecé a meterme en esto. Esto pretende ser un resumen sencillo, de cómo funcionan y que ventajas tienen los microdatos de cara al posicionamiento.

Este artículo es fruto de la colaboración entre jose llinaresJose Llinares (@josellinares) y TICbeat. Jose Llinares es sociólogo de formación con más de 10 años de experiencia en el sector Internet como desarrollador y consultor en Marketing Digital es actualmente Interactive Marketing Optimization Director de Nurun Spain, donde trabaja para lograr estrategias online maximicen su impacto Online. Además escribe un blog de marketing online.

Microdatos o microformatos, ¿de qué estamos hablando?

Empecemos entendiendo la idea que hay detrás de estos extraños conceptos, cuyo objetivo es estructurar la información de forma estandarizada, es decir, que todos nos pongamos de acuerdo sobre cómo describir ciertas cosas. Por ejemplo, si queremos hablar de un producto, primero tenemos que pensar que características tienen todos los productos (y todos nos debemos poner de acuerdo sobre estas características…), así pues podemos decidir que todo producto tiene: un nombre, un precio, unas características técnicas y lugares donde comprarlos.

Una vez hemos logrado ponernos de acuerdo, ahora se trata de crear una sintaxis, es decir, unas piezas de código, que de nuevo todos hemos de compartir y estar de acuerdo con ellas.

Este proceso es el que da origen a los microdatos (sintaxis para HTML5), microformatos y RDFA (para  XHTML), diferentes nombres, diferentes sintaxis, pero con un mismo objetivo: dar un significado a través del ‘marcado’ en el código HTML, gracias a ponernos todos de acuerdo (estandarización) a cerca de las propiedades a describir y su sintaxis. Cabe aclarar que ese ‘marcado’ dentro del código es sólo visible para máquinas, es decir, para los usuarios no representa ningún cambio.

Veámoslo con un ejemplo:

Ejemplo XHTML

html seo

En los tres casos, un usuario vería la misma información (el texto en verde), pero en los dos últimos las máquinas (en este caso buscadores) estarían entendiendo la información de manera más completa y la podrían organizar y categorizar sin lugar a malentendidos.

¿Y esto qué tiene que ver con buscadores?

No seamos ingenuos, la promesa de las máquinas de entender el lenguaje natural es la gran promesa que nunca se cumple. Cuando leen la palabra “Levi Strauss” no saben si hablo de una marca o un famoso antropólogo… o si lo hacen pueden tener graves problemas de interpretación. Pero como hemos visto gracias a los microformatos/microdatos  dotamos de significado a través del código a palabras que antes era imposible entender.

Así pues si “marcamos” nuestro contenido indicando que nos referimos a una persona marcamos las características de dicha persona. Ya no existe lugar a malentendido, el buscador sabe de qué hablamos sin ningún tipo error de interpretación. Ahora imagina esto para cualquier tipo de información que se te ocurra: personas, productos, recetas, eventos, noticias o empresas.

El presente del SEO pero también el futuro

No estamos hablando del futuro, estamos hablando de presente. Google muestra resultados enriquecidos (los famosos “rich snippets”) basado en microformatos/microdatos, es decir, algunos resultados muestran información ampliada (foto, estrellas de review, número de personas que han opinando…), idea ya introducida por Yahoo! Search Monkey, de hace algunos años.

Así pues, tenemos la posibilidad de generar buscadores personalizados en función de lo que buscamos, Google Products o Google Recipes Search (buscador de recetas de Google) son un claro ejemplo de ello, en dichos buscadores tenemos funcionalidades tan avanzadas como buscar por precio o por número de calorías. Este tipo de posibilidades son las que brindan el marcado semántico de la información.

Así pues en un futuro podremos buscar y obtener la información relevante para el objeto que buscamos, porque si busco una persona espero obtener información diferente que si busco una noticia.

Y esto es la verdadera web 3.0 o web semántica, una web donde el código dote de significado al contenido para que de esta manera sea más fácilmente entendible por las máquinas, mejorando sus resultados y mostrando la información de manera ajustada. Y obviamente ofreciendo muchas más posibilidades, podremos indicar, por ejemplo, a los buscadores si cuando busco “new york” me refiero al nombre de una canción o una ciudad, si cuando busco “manolo garcía” me refiero a un cantante o a un conocido de de Alicante, y así hasta que la imaginación se agote límite.

Lo que queda claro y HTML5 viene a confirmar, es que el futuro de la búsqueda es semántico, que nuestro código será cada día más rico y hará de la web un sitio más comprensible y aumentará sus posibilidades.

Sobre el autor de este artículo

Jose Llinares

Jose Llinares es consultor en Marketing digital especializado en buscadores y redes sociales, asesorando a agencias digitales y grandes marcas en sus estrategias online. Co-organizador de Evento SEO. Sociólogo de formación, Desarrollador Web en los ratos libres, bloguero a tiempo parcial e hiperactivo a tiempo completo.