Tecnología

ICANN lanzará 100 nuevos dominios si EE UU no los veta

censura internet nuevos dominios icannLa Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (ICANN) va a mantener en breve una reunión para lanzar al menos 115 nuevos dominios en Internet, tales como .car o .movie. Esto, aparte de conducir a una carrera por poseer las direcciones más lucrativas, tiene el inconveniente de que puede estar controlado por los gobiernos, ya que Estados Unidos está buscando vetar el proceso de aprobación.

En este año 2011 está previsto que lleguen nuevos dominios. En concreto podrían llegar 115, lo que supone un incremento sensible respecto a los ampliamente conocidos .com, .net, .org y .info, o los de referencia local. La ICANN, Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números, que se ocupa de estas tareas sin ánimo de lucro lleva tiempo planeando esta expansión de Internet.

Sin embargo, la introducción de los nuevos dominios – entre los que estarán algunos como .car, .health, .movie, o .web – no se producirá sin polémica. Para empezar esta ampliación atraerá a una gran cantidad de “caza dominios”, que buscarán copar las direcciones más destacadas y con más potencial comercial para venderlas luego por un precio desmesurado (entre otras cosas porque casi siempre habrá quien lo pague).

Pero no sólo se trata de un negocio lucrativo. Hay determinados dominios que podrían, dependiendo de en qué manos quedaran, recibir uno u otro uso. No sería lo mismo si el dominio medioambiente.eco queda en manos de una organización ecologista o la poseedora es una empresa de hidrocarburos, por poner un supuesto extremo.

Cientos de inversores, consultores y emprendedores se van a reunir en San Francisco en un encuentro de tres días en los que la ICANN explicará las líneas que ha seguido para la ampliación de dominios. El precio de los más demandados ascenderá en un principio a 185.000 dólares, algo que evidentemente limita las posibilidades para adquirirlos, con lo que sólo las organizaciones con una suficiente entidad económica podrán acceder a ellos.

Estados Unidos en busca del veto

Respecto a la regulación de estos nuevos dominios, Estados Unidos quiere tener un papel preponderante en las decisiones acerca de esta ampliación. El gobierno de este país ya tiene un contrato con el ICANN para gestionar las direcciones de Internet.

Existen algunos dominios controvertidos, que podrían ser objetivo del gobierno estadounidense. Sobre los .xxx y .gay – ambos serán lanzados, en principio – el Departamento de Comercio no se ha pronunciado, pero la Administración Obama ha anunciado en un PDF que el proceso de aprobación se cambiará para incluir una revisión obligatoria por una serie de representantes procedentes de unos 100 países.

Esta “revisión” que propone Estados Unidos consiste en que si cualquier país tiene una objeción respecto a un determinado dominio éste será rechazado y no se lanzará. A no ser que exista otro estado que esté en desacuerdo con el primero. De momento la trasparencia en el proceso no parece estar garantizada. Tampoco se sabrá qué poder tendrá cada gobierno para imponer sus criterios respecto a los demás.

Esta cuestión toma un cariz preocupante teniendo en cuenta que recientemente – y en vísperas del acontecimiento de la Super Bowl – el gobierno de Estados Unidos ha bloqueado la página de Rojadirecta en sus versiones .org y .com. Tratándose de una web española, que además ha sido sentenciada como legal por un juez de su país, EE UU parece haberse adjudicado la jurisdicción de Internet al actuar de ese modo.

Su postura frente a los nuevos dominios suscita algunas dudas sobre si Internet tiene dueño al fin y al cabo o hasta qué punto puede actuar con libertad la ICANN.

Sobre el autor de este artículo

Pablo G. Bejerano