Tecnología

¿IBM Watson se dedicará a calcular nuestra declaración de la Renta?

En Estados Unidos ya usan a Watson, la inteligencia artificial de IBM, para ayudar a que los contribuyentes no oculten ningún ingreso en su declaración de la Renta.

Las utilidades prácticas de la inteligencia artificial no dejan de sorprendernos, e incluso muchos ya sospechan que esta tecnología puede acabar con nuestros trabajos tal y como los entendemos en la actualidad. Y si hay un exponente de esta innovación multidisciplinar, ese es IBM Watson: de ganar en programas televisivos a luchar contra el cáncer, pasando por vencer al cibercrimen y, ahora, ayudarnos en nuestras declaraciones de impuestos.

No nos emocionemos: esta funcionalidad no está todavía disponible en España, aunque tiempo al tiempo. Por ahora, sólo los norteamericanos que realizan su declaración de la Renta con la consultora H&R Block pueden disfrutar de Watson cuando acudan a asesorarse con los 70.000 profesionales (humanos) de la compañía.

Muchos de los lectores más avispados pueden estarse preguntando, a estas alturas del artículo, cuál es la utilidad de la inteligencia artificial en un procedimiento tan estandarizado y casi mecánico. Pues bien, lo cierto es que si bien el trabajo de los asesores es prácticamente perfecto, se registra una gran cantidad de errores humanos originados en los propios ciudadanos, quienes no siempre declaran (por omisión, desconocimiento o confusión) todas sus fuentes de ingresos o las atribuyen a conceptos totalmente equivocados.

Sólo en Estados Unidos, las autoridades tributarias enviaron 1,7 millones de notificaciones a los contribuyentes acerca de errores de esta índole. Fallos, por otra parte, completamente evitables si los ciudadanos entendieran correctamente todas las preguntas y campos que deben rellenar.

¿Qué diferencia hay entre Deep Learning, Inteligencia Artificial y Machine Learning?

Eso es precisamente lo que hace IBM Watson en este campo: el sistema sugiere a los contribuyentes hasta una docena de temas a tratar que son comentados por el asesor humano; como la vivienda, problemas médicos, deudas perdonadas, inversiones, pagos educativos, pertenencia al Ejército o, incluso, la compra de una vaca. Conforme va transcurriendo la conversación entre asesor y ciudadano, indican desde Bloomberg, Watson va anotando todo y configurando la declaración fiscal con todas sus implicaciones, de forma sencilla y adaptando el camino de las preguntas y detalles adicionales según el perfil individual de cada contribuyente.

Watson tardó tres meses en aprender todo lo necesario en materia fiscal y sincronizarse con los sistemas de H&R Block, absorbiendo décadas de transcripciones entre asesores y clientes, además de ser entrenado por 250 profesionales para refinar su comprensión de estos procesos.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.