Tecnología

IBM no ve probable un 2025 lleno de coches autónomos

16407299060_8eed2ce4b9_b
Escrito por Marcos Merino

Sólo un 8% de los 175 ejecutivos del sector consultados prevén que estos vehículos predominen en las carreteras dentro de una década.

Las nuevas tecnologías cada vez invaden más el sector del automóvil, lo que explica por qué IBM ha convertido a los coches en protagonistas de su último informe: “Automotive 2025: Industry without borders“, hecho público durante el reciente Automotive News World Congress. “Mientras la industria del automóvil ha experimentado un resurgimiento en estos últimos años, está surgiendo una nueva identidad industrial más abierta, incluyente y sin fronteras. Dar la bienvenida a esta transformación puede traducirse en tantos beneficios como no se ha había visto desde la época en que se automatizó la línea de montaje “, declaró Alexander Scheidt , Global Automotive Industry Leader de IBM Global Business Services. “Para el 2025, la industria no sólo será capaz de recrear nuestra profundamente digitalizada vida dentro de nuestros coches, sino que también proporcionará a los consumidores un papel más importante en la definición de esa experiencia, ya sea como conductor o pasajero.”

Los investigadores del IBM Institute for Business Value entrevistaron a 175 ejecutivos de 21 países distintos vinculados al sector automovilístico para conocer su visión acerca del futuro del mismo:

  • Sorprendentemente, tan sólo un 8% de los participantes en el estudio son capaces de imaginar un predominio de los coches autónomos para dentro de 10 años.
  • Por contra, el 87% cree que las cosas no cambiarán demasiado con respecto a la situación actual: habrá automatización, sí… pero parcial, únicamente a la hora de aparcar o cambiar de carril.
  • Hasta un 55% es capaz de imaginar vehículos totalmente autónomos en situaciones rutinarias, pero aún dependientes de la intervención humana en circunstancias más complejas.

El estudio indica, así mismo, que las prioridades de la industria automovilística han sufrido también un notable cambio: en el ranking de los mismos, ‘los deseos del cliente’ ya se sitúan justo detrás de la propia innovación tecnológica. Todo indica que a partir de ahora el papel de los compradores a la hora de adaptar sus vehículos a sus necesidades individuales será mucho mayor. Más de la mitad de los consultados (59%) consideraron el diseño de productos, las campañas de marketing y los servicios post-venta como áreas en las que la industria se beneficiaría de trabajar codo con codo con los consumidores. Pero no sólo la forma de vender un vehículo se adaptará a los nuevos patrones de los usuarios, también los propios modelos de movilidad:

  • Surgirán nuevos modelos colaborativos de uso del coche (como el coche compartido).
  • Las tecnologías de abordo permitirán a los nuevos coches inteligentes crear ‘redes sociales’ entre ellos, comunicándose y transmitiendo datos sobre las carreteras y el tráfico.
  • Existirá un feedback entre fabricantes y coches para detectar y solucionar el origen de fallos técnicos.

En general, el estudio pinta un cuadro muy claro: el crecimiento de la industria pasa por ofrecer un valor añadido en lugar de limitarse a vender más vehículos. Y a pesar de que un tercio de los encuestados considera que será capaz de adaptarse a los retos que esto presenta, sólo uno de cada cinco consideran que están preparados a día de hoy. Según Alexander Scheidt, “el sector del automóvil tiene que transformarse y mutar en un sistema abierto, global y colaborativo entre fabricantes y usuarios”.

Imagen | DSCF9890 via photopin (license)

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.