Tecnología

IBM da carpetazo a Bluemix y renombra su oferta de nube como IBM Cloud

El Gigante Azul renombra -una vez más- su propuesta cloud para trasladar al mercado su creciente apuesta por la nube en sus distintas capas.

IBM continúa tratando de encontrar la aproximación más adecuada para trasladar su importante apuesta por el segmento cloud. En ese contexto se entiende, o busca entenderse cuanto menos, los cambios de ‘branding’ a los que el Gigante Azul ha sometido su estrategia en la nube. Primero fue Softlayer (en 2013), hace un año la oferta cloud pasó a denominarse Bluemix y, ahora, directamente se apuesta por fusionarla con una nomenclatura simple y llana para describir su oferta de servicios.

IBM Cloud es como se llamará desde este momento todo el portafolio de Bluemix a escala mundial, como ha reconocido la multinacional en su página web. “IBM Bluemix is now IBM Cloud – Same platform you love, just with a new name” (“IBM Bluemix es ahora IBM Cloud – Misma plataforma que amas, solo un nuevo nombre”), indica el portal en un pequeño mensaje superior.

Francisco Romero (IBM Cloud): “La nube no es sólo tecnología, es un nuevo modelo de negocio”

Bajo este paraguas común quedan las soluciones de Watson en modelo de suscripción, así como las aplicaciones y plataformas o infraestructuras como servicio de esta marca. Nada parece indicar que se eliminarán los actuales productos comerciales tras esta reestructuración, en tanto que la firma dirigida por Ginni Rometty ha confirmado la disponibilidad de más de 170 aplicaciones en esta propuesta conjunta, desde bare metal, contenedores y computación sin servidores hasta infraestructuras hiperescala, blockchain o inteligencia artificial.

Un cambio de marca que viene acompañado de un nuevo logo, que mantiene los grafismos sencillos que ya conocemos en Watson: una nube con el sol saliendo detrás de ella, para sugerir un nuevo amanecer y el sinfín de posibilidades que la propuesta cloud ofrece a los clientes.

En la actualidad, IBM Cloud experimenta crecimientos de doble dígito en la arena de la nube (un 25% más en el tercer trimestre, según los datos proporcionados por la compañía), con una facturación total de más de 15.800 millones de dólares (13.549 millones de euros) en el último año.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.