Tecnología

IBM crea unos chips que imitan el funcionamiento del cerebro

IBM chips cerebro innovaciónIBM ha producido dos chips, que por ahora están en fase de pruebas, que imitarán el funcionamiento del cerebro y emularán su habilidad de percepción, acción y cognición. La programación de los ordenadores ‘cognitivos’ será diferente a la tradicional, pues se espera que ‘aprendan’ mediante la experiencia, ‘encuentren’ correlaciones y creen hipótesis.

IBM, una de las empresas más punteras en innovación, acaba de presentar una nueva generación de chips que emulan el cerebro y que, esperan, consumirá menos energía y ocupará menos espacio.

Estos chips neurosinápticos recrean los procesos neuronales “mediante avanzados algoritmos y circuitos de silicio”. Por el momento ya hay dos prototipos fabricados, que actualmente están siendo probados, según explica la compañía en una nota de prensa.

IBM espera poder utilizar estos chips para construir ordenadores “cognitivos”. Estos ordenadores aprenderán, encontrarán correlaciones, crearán hipótesis y recordarán y aprenderán de los resultados “imitando la plasticidad estructural y sináptica del cerebro”.

Para hacerlo, la empresa ha combinado principios de nanociencia, neurociencia y supercomputación.

Por el momento hay dos prototipos diseñados. Los núcleos de ambos contienen 256 ‘neuronas’, pero uno contiene 262.144 “sinapsis programables” y el otro 65.536 “sinapsis de aprendizaje”.

“Los chips del futuro serán capaces de ingerir información de entornos complejos del mundo real”, asegura IBM. Después, podrán actuar “de una forma coordinada y dependiente del contexto”.

Financiación de DARPA

Además, IBM ha recibido 21 millones de dólares de financiación de la Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa (DARPA) para la fase 2 del proyecto SyNAPSE.

Este proyecto pretende crear un sistema que analice información compleja procedente de múltiples modalidades sensoriales y que sea capaz de cambiar su configuración dinámicamente a medida que interactúa con el entorno. Por el momento, las fases 0 y 1 de este proyecto ya han sido completadas. En la fase 2, la compañía construirá un ordenador.

¿Cuál es la diferencia?

Según explica Venture Beat, esta forma de computación que imita al cerebro es muy diferente de la actual, basada en la arquitectura de von Neumann.

Así, en las máquinas actuales la memoria y el procesador están separados y unidos por un bus de datos. El aumento de la cantidad de datos enviados a través de este bus es lo que ha incrementado la velocidad de los ordenadores, pero su capacidad también limita la rapidez.

Sin embargo, los procesadores que imitan al cerebro permiten (en teoría) hacer mucho más trabajo en paralelo y envían señales en todas las direcciones a los millones de ‘neuronas’, que trabajan a la vez. Esto permite que aumente enormemente la potencia.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.