Tecnología

Las claves del desembarco de Huawei en el negocio de las videoconsolas

Escrito por Marcos Merino

La compañía china Huawei diversifica cada vez más su negocio. Su última apuesta es entrar en el mundo de las consolas de mano de Tron, que lanzará previsiblemente en China en el segundo trimestre del año con el fin de luchar contra gigantes como Sony, Nintendo o Microsoft.

Reconocedlo, nos hemos perdido ya entre tanta consola nueva: OUYA, nGee, SHIELD, Gamestick… todas tienen en común que funcionan con Android, y que que son proyectos de compañías hasta ahora ajenas al núcleo de este mercado (formado por Sony, Nintendo y Microsoft). Así que cuando se anuncia la enésima consola basada en Android sólo podemos preguntarnos qué novedades aporta, y si éstas le permitirán tener futuro en un mercado que parecer estar masificado ya antes de nacer. Antes caer en el escepticismo recordemos que estamos hablando de Huawei.

Y es que en el reciente CES 2014 de Las Vegas, el destacado fabricante chino de móviles presentó (sin mucho bombo ni material promocional, pero sí -y esto es lo importante- con prototipos funcionales) su consola Huawei Tron. El corazón de su hardware es el chipset Tegra 4 de Nvidia (el fabricante de SHIELD, el cual obviamente usa el mismo chipset), está dotada de 2 GB de RAM y se distribuirá en dos versiones que difieren por su capacidad de almacenamiento: una de 16 GB y otra de 32 GB, ambas ampliables con microSD de 64 GB. Dato importante: Tron podrá reproducir vídeo 4k de manera nativa. En cuanto a su aspecto exterior, es sencillo, pequeño y cilíndrico: hay quien lo ha definido como el cruce entre un Mac y una lata de refrescos.

Prototipos blanco y negro de la Huawei Tron

Contará también con WiFi, Ethernet (característica ésta planificada para el producto final, pero no presente en los prototipos presentados), conectores de audio para cascos, y conexiones USB 3.0 y vídeo HDMI. Los mandos, inalámbricos, se conectarán por Bluetooth 3.0 a la consola, y disponen de los controles presentes en la mayoría de sus competidoras: 4 botones, doble pad, gatillos y cruceta de control. Su gran novedad es un círculo con superficie táctil para el manejo de la interfaz Android y el uso de algunos de los juegos táctiles de esta plataforma.

En lo que a software respecta, Tron corre sobre un Android Jelly Bean (4.2.3) profundamente modificado, para adaptarlo a su uso en TV y acercar la experiencia de usuario a la de las consolas de sobremesa ya consolidadas. Huawei Tron permitiría así tanto ejecutar juegos diseñados específicamente para este dispositivo (la intención parece ser contar con un catálogo de 12 juegos de este tipo en el momento de su lanzamiento), como acceder a la totalidad de juegos de Google Play. Sin embargo, esta última y atractiva opción está supeditada a una certificación de Google que, por el momento, los de Mountain View no han concedido.

 

Los rumores hablan de una salida al mercado a lo largo del segundo trimestre del año por un precio aproximado de 150 dólares. Sin embargo, lo más interesante es el dato del mercado en el que se lanzará: China. Si no entendéis la razón de ese interés, debéis saber que en China existe un embargo comercial a las videoconsolas que el país ha anunciado que suprimirá. De este modo, si el producto final y la estrategia de comercialización de la Tron resultan ser un éxito, Huawei podría partir con ventaja (recordemos, es una empresa china) a la hora de disputar a la Wii, la Playstation y la X-Box el mayor mercado de jugadores del mundo.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.