Tecnología

HTTPS, el nuevo factor para mejorar el posicionamiento en Google

Twitter Perfect Forward Secrecy
Escrito por Elías Notario

Google ha empezado a utilizar HTTPS en los algoritmos del motor de búsqueda como otra señal más para determinar en qué posición colocar a cada web en los resultados de las búsquedas.

Como la mayoría sabréis ya a estas alturas del partido, los algoritmos del motor de búsqueda de Google tienen en cuenta multitud de “señales” para determinar en qué posición colocan a cada web en los resultados de las búsquedas. Aunque no se conocen todas, se habla de que al menos hay unas 200 diferentes, a las que ahora acaban de sumar otra más, el uso o no de HTTPS en las URL.

En palabras de la propia compañía, “durante los últimos meses hemos estado haciendo pruebas teniendo en cuenta si los sitios utilizan conexiones seguras cifradas como señal para nuestros algoritmos de ranking. Los resultados han sido positivos, de modo que estamos empezando a utilizar HTTPS como señal del ranking.” Eso sí, seguido puntualizan que de momento se trata de “una señal muy ligera” que afecta a menos del 1% de consultas globales, la cual además tiene menos peso que otras como los contenidos de alta calidad, aunque recalcan que “con el tiempo, es posible que decidamos reforzarla”.

“Pues menuda gracia”, estaréis pensando más de uno. Y con razón, porque ciertamente implementar HTTPS puede dar problemas, y hacerse con un certificado SSL cuesta dinero (los hay de muchos tipos y van desde los aproximadamente 40 euros al año hasta los 600 euros o más). Pero bueno, al menos Google promete que pronto publicarán material de ayuda para “que el paso hacia TLS sea más fácil y para evitar los errores más comunes”. Mientras, nos van abriendo boca con los siguientes consejos básicos:

  • Debes decidir qué tipo de certificado necesitas: único, para varios dominios o un certificado comodín.
  • Debes utilizar certificados de clave de 2.048 bits.
  • Debes utilizar URL relativas para los recursos que se alojan en el mismo dominio seguro.
  • Debes utilizar URL relativas de protocolo para el resto de dominios.
  • Consulta nuestro artículo sobre el cambio de sitio para obtener más directrices para realizar el cambio de la dirección del sitio web.
  • No bloquees el rastreo del sitio HTTPS mediante un archivo robots.txt.
  • Debes permitir que los motores de búsqueda indexen tus páginas siempre que sea posible. Evita el uso de la metaetiqueta “noindex”.

Todo sea por lograr una web más segura, que es el objetivo último que persigue Google con la medida, quienes de un tiempo a esta parte vienen emprendiendo diferentes acciones para lograrlo (por ejemplo, el pasar a cifrar todas las comunicaciones de Gmail). Falta hace, porque los robos de información varia de los usuarios están a la orden del día, y la extensión del uso de HTTPS ayudará a combatirlos.

Sobre el autor de este artículo

Elías Notario

Redactor especializado en tecnología e Internet, ahora por @eldiarioes y @ticbeat. Cofundador de la tienda online de regalos desdegaiaconamor.com