Tecnología

HSBC permitirá abrir una cuenta bancaria con un ‘selfie’

selfie

A partir de ahora, los usuarios que quieran abrir una nueva cuenta en el HSBC tan sólo tendrán que sacarse un selfie para dar fe de su identidad, sin necesidad de acudir a una oficina.

Los selfies se han convertido en un elemento más de nuestra vida cotidiana. A nadie le extraña ya ver a personas individuales, parejas o grupos de amigos pararse para sacarse una autofoto, bien directamente con el smartphone o con la ayuda de los populares ‘palos selfie’ que permiten obtener un mayor ángulo de visión. Sin embargo, lo que aún está en pañales es el uso de este fenómeno como mecanismo de autenticación.

En ese sentido, ya son muchos los smartphones y apps (como Amazon) que incorporan o están planeando incorporar el reconocimiento facial como sistema de desbloqueo, pero prácticamente todos ellos han sido cuestionados por la facilidad con que se pueden burlar sus herramientas de seguridad. Por ello es sorprendente que una entidad bancaria del tamaño y la reputación del HSBC haya decidido incorporar este control de identidad a la hora de abrir nuevas cuentas.

Tal y como recoge el portal TheNextWeb, todos aquellos clientes del HSBC que quieran crear una nueva cuenta bancaria desde la aplicación móvil de la compañía (tanto en Android como en iOS) deberán sacarse un selfie con el fin de que dicha imagen se coteje con la fotografía que aparece en su carné de conducir o pasaporte.

“Gracias a la simplificación del proceso de verificación de identidad, vamos a ser capaces de ahorrar a nuestros clientes mucho tiempo, ayudándoles a tener las cuentas en funcionamiento de manera veloz y ágil”, ha explicado el responsable de soluciones globales para banca comercial en HSBC, Richard Davies. “También esperamos que la comodidad y la rapidez de una autofoto conviertan al selfie en el método de verificación por defecto para nuestros clientes, que ya no tienen que visitar una sucursal para completar el proceso de apertura de una cuenta”.

Esta tecnología, similar a otra ya empleada por MasterCard, utiliza un sistema patentado de reconocimiento facial que evita que un cliente cree cuentas de manera fraudulenta. Cuando un usuario se saca el correspondiente selfie, la tecnología de HSBC compara los rasgos clave de su cara con las imágenes usadas en sus documentos oficiales de identidad y determina si se corresponden o, por el contrario, existen discrepancias que indiquen que no se trata del mismo individuo.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.