Tecnología

HP, primera multinacional de TI en defender los derechos de trabajadores chinos

Escrito por Natasha Bernal

Entrevista a HP: la empresa implementa nuevas normas de empleo que apoya los derechos de los trabajadores en la empresa en China.

Las empresas tecnológicas han estado en el punto de mira de las críticas sobre su ceguera a la hora de contratar trabajadores baratos sin tener en cuenta sus derechos. En China, los trabajadores ilegales, los ‘estudiantes voluntarios’ y los trabajadores temporales tienen las peores condiciones laborales y se han denunciado la falta de control sobre las fábricas que infringen las leyes de derechos de trabajadores.

¿Cuánta responsabilidad debe tener una empresa internacional por sus trabajadores? HP se ha puesto firme y ha dado fin a las especulaciones con una nueva estructura a favor de los derechos de los trabajadores. La empresa ha anunciado que ha presentado nuevas directrices a sus proveedores en China para el empleo responsable de estudiantes y trabajadores temporales. 

Estas directrices son las primeras de este tipo en la industria TI y han sido desarrolladas en colaboración con importantes entidades como el Centro para los Derechos Infantiles y la Responsabilidad Social Corporativa de China.  

Entrevistamos a Kelli Schlegal, media relations manager de HP Global Corporate Communications, sobre las nuevas medidas, las motivaciones de HP y cómo creen que influirá esta toma de decisión al resto de las empresas del sector.

¿Por qué hizo esta iniciativa HP en China? ¿Hubo problemas en las instalaciones de HP en China?


Los estudiantes y los trabajadores irregulares son una preocupación laboral clave en China y han habido
críticas por la mala protección de estos trabajadores. Con el número creciente de estudiantes y trabajadores temporales en las fábricas, HP ha tomado el rol de líder para aclarar los estándares éticos e impulsar su cumplimiento con nuestros proveedores en China.

¿Qué resultados esperan obtener?

Creemos que estas normas permitirán la gestión ética de este tipo de trabajadores, además de asegurarnos de no crear consecuencias no intencionadas, como contribuir a horas extras excesivas para otros trabajadores. Queremos animar a otros en nuestra industria y más allá a adoptar medidas similares. 

¿Replicará HP los mismos estándares de empleo en otros lugares del mundo?

Como un líder reconocido en la cadena de suministros y por tener una responsabilidad social y medioambiental, HP tiene altos estándares establecidos con todos sus proveedores para asegurar que todos los trabajadores sean tratados con dignidad y respeto y que operan en entornos de trabajo seguros.

Lo que implican las nuevas medidas de HP

La nueva iniciativa de HP se centra en los derechos de baja y quejas de los trabajadores, la edad legal y el horario, el número de trabajadores estudiantes permitidos y el tipo de trabajo que hacen: 

  1. Los estudiantes y trabajadores temporales deben sentirse libres para dejar el trabajo en cualquier momento por cualquier motivo razonable y sin repercusiones negativas y deben tener acceso a mecanismos para presentar quejas que sean fiables y estén libres de represalias.
  2. Las regulaciones locales deben reforzarse o ampliarse: todas las regulaciones relativas a la edad legal para trabajar, el entorno laboral, el horario de trabajo y los límites contractuales para los estudiantes y trabajadores temporales se reforzarán. Además, las directrices de HP limitan las horas de trabajo de los estudiantes por debajo del límite legal.
  3. Debe limitarse el número de trabajadores estudiantes: las directrices de HP especifican los niveles aceptables de trabajadores estudiantes para garantizar que la fuerza de trabajo directa en las instalaciones de fabricación esté compuesta principalmente por trabajadores a tiempo completo.
  4. El trabajo de los estudiantes debe complementar su área de estudios: los trabajadores estudiantes deben únicamente comprometerse con actividades laborales que complementen la titulación para la que se están formando.
Foto cc raymclean

Sobre el autor de este artículo

Natasha Bernal